Jueves, 15 Junio 2017 12:21

«¿Por qué eres tan generosa?»

catalinagenerosa

Mª José Zambrano (Ecuador):  Siempre se supo entregar en todo con amor, y nos enseño a nosotras hacer lo mismo.

María José Zambrano, de Ecuador, conoció a Catalina en su primer campamento. Catalina fue su jefa de unidad, y ayudó muchísimo a María José a integrarse en el campamento y a descubrir —a través de su entrega y de su sincera amistad— el amor de Dios hacia ella.

Recuerdo haberla conocido de la peor manera. Era mi primer campamento. No conocía a nadie, solo a mis compañeras del colegio, con las que yo pretendía que iba a estar. Eso me tenía tranquila. Pero, una de las chicas con la que yo venía en el bus, me hablaba mucho del campamento y lo genial que iba a ser. A mí me faltó poco para bajarme y regresarme a casa, ya que no toleraba a nadie.

 

Llegamos al lugar donde íbamos estar, y las jefas de campamento eran Mercedes y Jazmina. Por cierto, que les tenía un poco de miedo a las dos. Ellas nos comenzaron a repartir por unidades, por equipos. Al llegar a la unidad seis, y las chicas que la conformaban, me nombraron. Yo, con una cara de chica nueva, pero a la vez muy molesta, me levanté y me puse al lado de Catalina, que era la jefa de unidad. Ella me dijo: «Bienvenida, ¿cómo te llamas? Espero nos podamos conocer». Yo solo respondí: «Hola, me llamo María José». En ese momento pensé: «No me lo puedo creer. Esta chica, ni la conozco, y ya me parece agradable».

En ese día, no volví a cruzar palabra con nadie salvo con Catalina, ya que ella hacía lo imposible para que en nuestra unidad todas habláramos unas con otras. Siempre estaba haciendo muchas preguntas a todas. Literalmente «muchas». Nos preguntaba a cada una de todo. Con el pasar de los días, le cogí mucha confianza. Hablamos mucho, y sentía que no podía hablar con nadie más que no fuese Catalina o una de las hermanas. Y claro, ella siempre me hablaba del amor infinito que nos tienen el Señor y nuestra Madre a todos. Cuando la conversación se ponía muy seria, siempre terminábamos riendo, ya que en cualquier momento salía con sus chistes o con comentarios que siempre hacía que nos riéramos mucho. Todas las chicas de la unidad pensábamos que Catalina era una chica con mucha, ¡pero mucha!, experiencia como monitora, por lo que siempre se supo entregar en todo con amor, y nos enseño a nosotras hacer lo mismo.

No podré olvidar nunca que yo una vez le pregunté: «¿Por qué eres tan generosa?» Y me respondió: «Todos debemos ser muy buenos y fieles al Señor, para poder llegar al Cielo y ser santos. Pero no olvides que, por muy buenos que seamos, el Señor nunca se deja ganar en generosidad».

Buscar

Redes sociales

Newsletter semanal

Elegir idioma

Últimos recuerdos publicados de las compañeras


Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes a través del formulario o enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.

Si quieres subir varias fotos, ponlas en un documento de word o júntalas en un archivo zip. Sólo se puede subir un archivo en este campo. También nos las puedes enviar por email: hermanaclare@hogardelamadre.org
Si tienes un vídeo de las hermanas o si quieres enviarnos tu testimonio grabado en vídeo, puedes subirlo aquí.

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com