Martes, 25 Julio 2017 11:25

«Y tú, con las Siervas hasta el final».

Valeria, Marta y Almudena

Hna. Merly Alcibar, SHM (Manabí, Ecuador):  Cuando una hermana entraba a darle clase, se le paralizaba todo y quería gritarle a todos sus compañeros que Dios la llamaba a ser una de ellas.

La Hna. Merly Alcibar nos cuenta en este artículo el descubrimiento de su vocación por parte de Valeria, que tuvo dos episodios claves: un momento de oración en la capilla del colegio, y la lectura de la vocación del P. Juan Gómez, SHM, en el libro «Para Ti la gloria, para mí la confusión».

 

H Merly y Valeria

Un día, en la oración ante el Santísimo, Valeria tuvo una experiencia muy fuerte de que Jesús le había hablado diciendo que su vocación era consagrarse a Él. ¡¡Salió de la capilla tan alegre!! Recuerdo que iba cruzando por la cancha y me decía: «Hermana, ya sé lo que Jesús quiere de mí. Quiere que sea Sierva». Desde ese momento, la mirada se le iba hacia las Siervas y, cuando hablaba de las hermanas, era como si ya lo fuera ella. Hablaba de las hermanas siempre con un amor especial. Un día le pregunté: «¿Por qué hablas de las Siervas con tanto cariño?» Y me respondió: «Porque siempre que las veo siento muy cerca a la Virgen. Me transmiten a Ella. ¿Y cómo puedo hablar de la Virgen? Pues solo con mucho amor».

En otra ocasión decía que, cuando una hermana entraba a darle clase, se le paralizaba todo y quería gritarle a todos sus compañeros que Dios la llamaba a ser una de ellas. Era tanto el enamoramiento de su vocación que, en sus cuadernos o libros, escribía: 100% SHM.

Dios le seguía hablando mucho de la vocación en ese tiempo. En una de sus clases estaban leyendo las vocaciones de los Siervos del Hogar de la Madre que están en el libro «Para Ti la Gloria, para mí la confusión». Cuando leyeron la historia del P. Juan, decía que el Padre Rafael le había hecho una pregunta: «¿Tú quieres ser [sacerdote] como yo o conmigo?», es decir: ¿Quieres ser sacerdote diocesano o Siervo del Hogar de la Madre? La respuesta del P. Juan fue: «Yo quiero ser sacerdote con usted». Con esta respuesta el Señor le habló también a ella. Experimentó que Jesús le decía: «Y tú con las Siervas hasta el final». Lo vio como una enorme gracia. Lo cogió como lema para ese año, y creo que lo hizo realidad hasta el final.

Valeria tenía mucha pena de dejar a sus abuelitos porque, para ella, sus abuelitos lo eran todo y les estaba muy agradecida. Ella me decía: «Les voy a dar un disgusto, porque ellos piensan que los voy a cuidar hasta el final». Pero sabía que el Señor estaba primero que sus abuelitos, y que Él se encargaría de cuidarlos siempre. Lo comprendió claramente en la oración, y decía que no le podía negar nada a Jesús. Aunque dejar a sus abuelitos fuera un sacrificio grande para ella, se lo ofrecía a Jesús por amor y con alegría.

Buscar

Redes sociales

Newsletter semanal

Elegir idioma

Últimos recuerdos publicados de las compañeras


Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes a través del formulario o enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.

Si quieres subir varias fotos, ponlas en un documento de word o júntalas en un archivo zip. Sólo se puede subir un archivo en este campo. También nos las puedes enviar por email: hermanaclare@hogardelamadre.org
Si tienes un vídeo de las hermanas o si quieres enviarnos tu testimonio grabado en vídeo, puedes subirlo aquí.

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com