Martes, 27 Septiembre 2016 21:00

Algo había pasado entre Jesús y Jazmina

Hna. Kelly Pezo, EEUU:

hna kellypezo Las gracias que recibió durante esta Semana Santa fueron el último empujón hacia el cumplimiento de la Voluntad de Dios sobre ella.

La Hna. Kelly María Pezo, Sierva del Hogar de la Madre, nació en los EEUU y desde hace varios años está destinada en Ecuador. Antes del terremoto del 16-4-2016 estuvo en Chone y Guayaquil. Tras el terremoto fue destinada a Playa Prieta. Jazmina tenía mucha confianza en ella, y la Hna. Kelly María pudo ayudarla mucho a buscar – y encontrar – la voluntad de Dios para ella.

Hermana Paqui, hermana Kelly junto a Jazmina y Mayra

La hna. Kelly y Jazmina, junto con la hna. Paqui y Mayra

Jazmina fue al Encuentro de Semana Santa 2015, que tuvimos en Playa Prieta. Ese año, el tema del Encuentro era Santa Teresa de Jesús, que era precisamente la santa protectora de Jazmina. Ella no sabía mucho sobre la Santa. Lo que sí sabía es que había sido una monja mediocre por más de veinte años en el convento, y eso a Jazmina le daba esperanzas de que algún día el Señor le cambiara el corazón. Le gustaba que contáramos cómo Santa Teresa se convirtió delante de una imagen del Ecce homo, diciéndole al Señor que no se movería de allí hasta que la fortaleciese ya de una vez. 

Es verdad que Jazmina tenía una sensibilidad especial hacia el tema de la Pasión. Le conmovían mucho las imágenes de Cristo herido y crucificado aunque, había veces - cuando estaba “revuelta”- que no se atrevía a mirar ninguna imagen, por miedo a convertirse “ya de una vez” como Santa Teresa. 

Al tratar temas relacionados con Santa Teresa de Jesús durante este Encuentro, Jazmina se iba entusiasmando muchísimo con la Santa y con la vida espiritual tan claramente expuesta por esta en sus obras. La Hna. Clare dio la tercera charla, sobre las Moradas, y Jazmina exclamaba: “¡Es que ahora todo tiene sentido! ¡Ahora entiendo muchas cosas!” Para ella fue todo un descubrimiento y obtuvo mucha luz para su alma en estos días.

El Sábado Santo hablamos y me contó todo lo que le estaba ocurriendo.  Decía: “Es que, hermana, ¡no sé si algún día responderé!” Me decía cómo tenía un peso en su alma y una tristeza enorme porque Jesús ya no le decía nada. Yo le aconsejé que mirara mucho a Jesús, que la misma Santa Teresa decía que todos nuestros males venían de haber quitado la mirada de Jesús. La dije que, esa noche, en la Vigilia Pascual, el Señor le quería “devolver la alegría de su salvación” pero que, para eso, ella le tenía que mirar. Le insistí en que tenía que perder el miedo a mirarle y a dejarse mirar por Él. 

Me parece que lo hizo. Después de la Vigilia Pascual, salimos de la capilla al patio de la escuela y vi a Jazmina que – literalmente- saltaba de la alegría. Brincaba y decía: “¡Jesús ha resucitado! ¡Está vivo!” Luego me contó que había sido el mejor Encuentro de Semana Santa que había vivido. Me decía que Jesús la había llenado de la alegría de la Resurrección. “¡Estoy contentísima, hermana!” exclamaba. Y cuando le pregunté si había mirado a Jesús, me miró y puso una sonrisa misteriosa.

Ya no pregunté más. Supe que algo había pasado entre Jesús y Jazmina. Las gracias que recibió durante esta Semana Santa fueron fundamentales y fueron el último empujón hacia el cumplimiento de la Voluntad de Dios sobre ella. Entró como Sierva quince días después. ¡Bendito sea Dios!

Buscar

Redes sociales

Newsletter semanal

Elegir idioma

Últimos recuerdos publicados de las compañeras


Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.