Menu


mariaaugustaanonimoElla siempre me decía: “No tengas miedo al Señor. Deja las cosas del mundo y entrégate a Él."

Compañera de María Augusta en la Universidad de Portoviejo, Ecuador

anonimiopeq

¡Hola! Soy una amiga y compañera de la Universidad de María Augusta Muñoz Rodríguez. Era una muchacha muy alegre y muy buena, siempre con una sonrisa. De cariño le decíamos Cieli. Ella era una muchacha muy amable. Le gustaba mucho ayudar. Yo la conocí en la Universidad pero, en las aulas no solo fue una compañera, fue una gran amiga en los pocos años que la conocí. Era una muchacha que inspiraba admiración. Me sorprendía mucho su entrega a Dios. Hacía todo lo posible para que las demás compañeras conocieran al Señor. No importaba si eran de otras religiones, ella lo que quería era que nos acercáramos más a Dios. Por cosas de la vida, la conocí aún más en la Residencia de Estudiantes del Hogar de la Madre, donde pasé momentos de mi vida que jamás olvidare. Fueron los años mas bonitos de mi vida.

Me gustaba mucho la entrega, el amor que le tenía a las cosas de Dios. Ella siempre me decía: “No tengas miedo al Señor. Deja las cosas del mundo y entrégate a Él. El Señor ha pedido siempre: ocúpate de mis cosas, que yo me ocuparé de las tuyas”. Y era muy cierto. Aun recuerdo el día en que fui a la “Resi”. Estábamos todas reunidas tal como unos días antes soñé, cantando y riendo. Solo que en mis sueños se despedían, me decían que irían donde el Señor. Yo les pedía ir con ellas, pero ellas me decían que tenía que quedarme aquí. Eso me motivó a buscarlas. Sentía dentro de mi algo que jamás comprendí, hasta hace unos meses que vi a María Augusta en la Universidad y le dije que había soñado mucho con ellas y que se me despedían. La abracé y lloré. No sabía lo que me sucedía. Ella me dijo: “Será porque ya no nos vas a visitar”. Y yo le dije que me disculpara y que las extrañaba mucho. Ese día que fui y me gusto mucho. Sentí una alegría muy grande ya que nos habíamos reunido de nuevo, como siempre. Fue un día precioso. Sé que el Señor quería que las visitara, y sé que están donde más les gustaba a ellas estar: al lado de Dios. Siempre las tendré en mi corazón a todas.

Buscar

Newsletter mensual

Elegir idioma

  1. Valeria
  2. María Augusta
  3. Jazmina
  4. Mayra
  5. Catalina




«¿Qué más puedo hacer
por ti, Señor?»

instantanea valeria
 




«Sí, por la Virgen
hago lo que sea»

instantanea m augusta
 




«Yo sé que la Virgen
me quiere mucho»

instantaneas jazmina
 




«Dejé mis miedos y
me decidí por lo mejor»

instantanea mayra
 



«Voy a cambiar,
voy a dejar
esta vida que llevo»

instantanea catalina
 

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.