Menu
Miércoles, 18 Octubre 2017 17:02

«Seguimos trabajando juntas»

laura800

Laura Dalla Nora:  En su sonrisa yo veía el reflejo de mi propia llamada, y reviví la alegría de mi primer «sí» a Jesús.

Laura Dalla Nora es una consagrada laica italiana perteneciente a la comunidad de las «Misionera Hijas de la Fe». Misionera desde hace tres años en Ecuador, en la parroquia de San Mateo (Manta), conoció a Mayra, Jazmina y María Augusta en la Jornada Nacional de la Juventud del año 2015. Experimentó con ellas una gran sintonía, y está convencida de que siguen «trabajando juntas».

laura240 Cuando me enteré de la trágica muerte de Jazmina, Mayra y María Augusta, un poco me quejé con Dios: «Con tanta falta de vocaciones —pensaba— por qué llevarse a tres postulantes, a una hermana profesa y a dos chicas aspirantes? ¿No habrían podido ser más útiles aquí en la tierra?»

Luego empezaron a venirme los recuerdos de ellas… No muchos. Conocí a Jazmina, Mayra y María Augusta en mi parroquia, San Mateo (Manta, Ecuador), en 2015, cuando vinieron a prestar servicio como voluntarias a la JNJ (Jornada Nacional de la Juventud). Tuve la oportunidad de compartir un poco con ellas, sobre todo con Jazmina y Mayra, su entusiasmo por la vida religiosa, la belleza de ser esposas de Jesús y de vivir toda la vida por Él y por los demás. En su sonrisa yo veía el reflejo de mi propia llamada, y reviví la alegría de mi primer «sí» a Jesús.

En esos días de la JNJ, las chicas trabajaron con muchas ganas y con mucho amor. No se quejaban nunca de la fatiga, del calor o de los imprevistos que siempre se dan cuando se organiza algo con 300 jóvenes. Cada rato que tenían libre se iban a la iglesia para estar con Jesús. Rezaban para que otros jóvenes, durante la JNJ, pudieran escuchar la voz de Jesús y seguirlo, cómo habían hecho ellas.

A pesar de la diferencia de edad entre ellas (24 años) y yo (45 años), yo sentía como una fuerte comunión espiritual con estas chicas. Tanto que, después de su muerte, siempre me encomiendo a ellas por muchas cosas que se refieren sobre todo al apostolado aquí, en San Mateo, y a la asociación de consagradas a la cual pertenezco. Yo creo mucho en la comunión que se puede vivir entre los diferentes carismas. Es la fuerza de la Iglesia aquí en la tierra, y también entre tierra y Cielo. Y es lo que experimento ahora con Jazmina y Mayra: seguimos trabajando juntas por el Reino de Dios y por las vocaciones. Gracias.

Buscar

Newsletter mensual

Elegir idioma

  1. Valeria
  2. María Augusta
  3. Jazmina
  4. Mayra
  5. Catalina




«¿Qué más puedo hacer
por ti, Señor?»

instantanea valeria
 




«Sí, por la Virgen
hago lo que sea»

instantanea m augusta
 




«Yo sé que la Virgen
me quiere mucho»

instantaneas jazmina
 




«Dejé mis miedos y
me decidí por lo mejor»

instantanea mayra
 



«Voy a cambiar,
voy a dejar
esta vida que llevo»

instantanea catalina
 

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.