Menu
Miércoles, 27 Abril 2016 00:16

Una fiesta de quinceañera diferente

Hna. Kelly Pezo, SHM, Estados Unidos:

Hna Kelly Pezo, SHM

A Valeria no le atraía para nada ese tipo de fiesta. Por eso, las hermanas, las chicas y los miembros del Hogar le organizaron una fiesta de quinceañera diferente.

La Hna. Kelly Pezo, Sierva del Hogar de la Madre, nació en Connecticut (Estados Unidos). Lleva 3 años sirviendo en nuestras comunidades de Ecuador.

valeriayHmegan

Valeria con su "hábito" rosa


En Ecuador existe la costumbre de celebrar a lo grande los quince años: con un vestido rosa, una fiesta de presentación en sociedad, un brindis, etc.  A Valeria no le atraía para nada ese tipo de fiesta. Por eso, las hermanas, las chicas y los miembros del Hogar le organizaron una fiesta de quinceañera diferente. Unas señoras del Hogar le hicieron un “hábito” de Sierva del Hogar de la Madre de color rosa. Era un hábito completo: túnica, escapulario, velo, cinturón y una cruz parecida a las de las hermanas perpetuas que se habían encontrado. Varias candidatas y chicas se la llevaron aparte para ponerle el hábito.  Y ella entró en la sala, nerviosita pero feliz, con una sonrisa de oreja a oreja; estaba contentísima.  El caballero de la fiesta fue la imagen del Corazón de Jesús que tanto les gustaba a todas. Así que, en la mesa presidencial, estaban Valeria y el Corazón de Jesús.  Le daba pena que no hubiera podido acompañarla su mejor amiga, a la que había conocido en el campamento del Hogar y con la que había compartido muchas cosas.  Pero la sorpresa fue que sí había ido a la fiesta. Su amiga se escondió en una caja grande. Valeria tenía que abrir la caja y... ¡sorpresa! Sí, su amiga había venido.  Valeria se emocionó junto con su amiga.  Ella misma decía que había sido el mejor cumpleaños de su vida.

Era un alma enamorada del Señor.  Era una chica que, de primeras, llamaba la atención por sus ojazos verdes, pero uno se daba cuenta enseguida de que su belleza no era algo exterior, sino que su mirada trasmitía una vida, una luz, una alegría y una chispa que son propias de las almas que tienen los ojos del corazón puestos en el Señor y en cumplir su voluntad.  La Hna. Estela decía que Valeria estaba siempre donde tenía que estar, haciendo lo que tenía que hacer, y siempre con una sonrisa. 

Buscar

Redes sociales

Newsletter semanal

Elegir idioma

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo