Domingo, 31 Julio 2016 17:45

Siempre estaba dispuesta a ayudarte

Andrea Alonzo Cedeño, Ecuador:

AndreaCuando sabía que no me encontraba bien espiritualmente, me daba un abrazo fuerte y me cogía los cachetes dándome ánimo. 

Andrea de Ecuador y fue alumna en nuestro colegio en Playa Prieta, junto a Valeria.

andrea sm

Andrea con Valeria y otras amigas del Hogar

Recuerdo a Valeria como una niña muy alegre que siempre estaba dispuesta a ayudarte. Con sus abrazos y su sonrisa me alegraba mucho. 

A mí, en lo personal, me ayudo mucho. A pesar de ser mas pequeña que yo, tenía un alma grande llena del amor de Dios. Siempre me decía: “Andreíta, el Señor te espera. Regresa a tu Hogar, a tu familia. Las HM-YPEP (Hogar de la Madre-Yo prefiero el paraíso) guardamos tu lugar”. Cuando me veía en misa me lo decía. Y cuando sabía que no me encontraba bien espiritualmente, me daba un abrazo fuerte y me cogía los cachetes dándome ánimo. 

Una vez me escribió para darme ánimos. Realmente me hizo mucho bien. Fue esto lo que me escribió: “No nos dejes. No dejes al Señor, que ni Él ni nosotras te dejamos. Andrea, no lo olvides, te queremos mucho y te esperamos siempre. Pero hay una persona más importante, mas grande que nosotras, que te ama demasiado y te espera siempre. Por favor, no seas tonta. Que el mundo no te atrape. ¿Acaso no eras o eres feliz fuera del mundo, estando pero no estando en él? ¿Acaso Dios no te llenaba?  A pesar de todas las dificultades, Él siempre está allí. Aunque no le veamos, Él está pendiente de nosotros. Él está allí esperándonos a pesar de nuestros desplantes, de nuestras infidelidades, de nuestros desprecios a cambio de cosas que no valen la pena. En medio de todo el sufrimiento que tengamos, siempre felices verdaderamente.  La batalla no es fácil. Nadie dice lo contrario, ni Jesús. Duele mucho seguir a Cristo, pero la alegría que sentimos y la alegría que le hacemos sentir a Dios, es más grande que todo lo demás. El camino no es corto, es largo, pero llegaremos a la meta siendo lo que Dios quiere que seamos. Cumpliendo su voluntad es más fácil ser feliz, es más fácil ser santa aunque, como ya dije, duele y duele mucho, pero ¿no queremos sufrir por Dios tanto que sufre y sufrió por nosotros? Si Jesús te pide algo, dáselo. No se lo niegues que es para darte algo que sí merece la pena para ti . ¿Acaso tú no has sentido esa alegría inmensa, verdadera? No nos dejes. NO LE DEJES”.

Esto fue lo que ella me escribió. Realmente algo que me hizo estremecer y me ayudó mucho. Como yo le decía: era la mas pequeña de todas, pero con un alma grande. Te dabas cuenta solo con observar su rostro al hablar del Señor y de la Virgen.

Buscar

Redes sociales

Newsletter semanal

Elegir idioma

Últimos recuerdos publicados de las compañeras


Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.