Menu

Hna. Clare

Resulta que la hermana Clare y yo compartíamos afición: ella quería ser actriz famosa de Hollywood y yo quería ser actriz famosa de Broadway. Sin embargo, a ambas se nos puso otra realidad en el camino que nos hizo alejarnos de ese mundillo: Cristo.

Nos escribe una joven desde Madrid (España) para compartir lo que le ha ayudado la película y el libro de la Hna. Clare.

Dibujo de la Hna. ClareHace unos años estaba bastante enferma. Entonces una gran amiga de la universidad me hizo llegar unas estampas de la hermana Clare, a la vez que me contó un poco de su historia.

Resulta que la hermana Clare y yo compartíamos afición: ella quería ser actriz famosa de Hollywood y yo quería ser actriz famosa de Broadway. Sin embargo, a ambas se nos puso otra realidad en el camino que nos hizo alejarnos de ese mundillo: Cristo.

Siempre me llamó la Hna. Clare, pues desde pequeña mi familia acostumbra a decirme: «Ana, tú o todo o nada, nunca te mueves en los grises, siempre optas por el blanco o el negro». Y es así, en mi vida es o todo o nada, como la hermana Clare.

Ya habré visto la película O todo o nada como ocho veces, y me sigue sorprendiendo e iluminando cada vez que la veo. Pero el libro, el libro me ha terminado de enamorar. ¡Quiero ser como ella! Alcanzaba a pensar diariamente mientras lo leía: «Ojalá tan buena, ojalá tan humilde, ojalá tan voluntariosa, ojalá tan santa».

Leer a la hermana Clare solo ha aumentado en mí el deseo de querer ser santa. El querer servir al prójimo, el querer dar mi vida por el Señor. Me he enamorado de su historia y de su gran amor. Apenas tardé una semana en leerlo, lo leía en todas partes, en el metro, en mi cuarto...

Como ella, yo también sentía un gran vacío que solo Dios pudo llenar. Mi vida cambió cuando confié y le dejé llevar el timón de mi barco.

Cuando leo sus escritos personales, pensar en el nivel de recogimiento que debía alcanzar, me sobrecoge sobremanera.

En la página 333 del libro ella dice: «pida por mí para que pueda tener un alma muy grande para el Señor, ojalá fuera como la de San Juan Pablo II». Y yo pienso en la mía y digo: «Ojalá fuera como la de la Hna. Clare».

Delante de mí se abre ahora un camino completamente nuevo, y solo espero que, de la mano del Señor y de Nuestra Madre, ella me guíe.

Buscar

Newsletter mensual

Elegir idioma

  1. Valeria
  2. María Augusta
  3. Jazmina
  4. Mayra
  5. Catalina




«¿Qué más puedo hacer
por ti, Señor?»

instantanea valeria
 




«Sí, por la Virgen
hago lo que sea»

instantanea m augusta
 




«Yo sé que la Virgen
me quiere mucho»

instantaneas jazmina
 




«Dejé mis miedos y
me decidí por lo mejor»

instantanea mayra
 



«Voy a cambiar,
voy a dejar
esta vida que llevo»

instantanea catalina
 

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.