Menu

H Clare

Ya estoy más que decidido de querer entregar mi vida a Dios nuestro Señor, vivir cada día en su presencia y dispuesto plenamente a su voluntad, y como decía la Hermana Clare, es “¡O todo o nada!”.

Compartimos este correo que nos llegó desde México en mayo de 2021. ¡Damos gracias a Dios que usa a la Hna. Clare como instrumento para fortalecer las vocaciones a la vida consagrada!

Me llamo Fabricio Heredia Ortiz, actualmente tengo 19 años. Soy originario del Estado de Morelos – México. 

Así llegó la hermana Clare a mi vida.

Un sábado por la noche Dios me reveló la vocación donde quería que le consagrara mi vida. El Sacerdocio. Ese mensaje fue para mí, tranquilidad, pero también incertidumbre y miedo. (Ahora sé que es propio de una vocación pasar por ello)

La mañana siguiente mi mente estaba llena de un sinfín de preguntas sobre lo que ese mensaje significaba, lo que implicaba para mi vida, dar el control absoluto a Dios sobre ella. 

¿Por qué yo Señor? ¿Qué tengo yo para darte? ¿Y mi familia…? ¿Y mi carrera…? ¿Y qué pasa si me salgo a la mitad del seminario? ¿Qué haré con mi vida? Etc.      

En su mayoría eran preguntas sobre qué pasaría con mi FAMILIA. Esa fue mi primera tribulación. El pensar en dejar a tu familia o ya no verlos tanto pareciera algo sencillo, pero no lo es, es una confrontación personal realmente difícil. 

Llegó el momento en que me sentía tan mal que me quebré en llanto. Al poco rato pienso en hacer oración con la esperanza de ser consolado. Y así fue, Dios me consoló de una manera muy confusa, que me dejaba con más preguntas que respuestas. Un mensaje extraño: “Busca a la hermana Clare”

Terminé mi oración y ahora me preguntaba ¿Quién es ella? ¿Quién es la hermana Clare? Saqué mi celular, abrí Youtube y escribí en el buscador “Hermana Clare…” al instante se autocompletó la búsqueda “Hermana Clare Crockett”, me apareció la película que hicieron de su vida, así que no dudé dos veces en darle Play.

Vi toda la película, lloré, reí, me alegré. Nunca había escuchado un testimonio como el de ella. Cuando le preguntan a la hermana Clare sobre cómo fue dejar a su familia, a lo que ella respondió con las palabras de Jesús a Santa Catalina de Siena “Si tú te ocupas de mis cosas, yo me ocupare de las tuyas” al escuchar eso lloré, pero en esa tristeza en ese dolor Dios me estaba consolando y fortaleciendo. A partir de ese momento vencí por completo aquella tribulación, no lo hice solo, sino con ayuda de la Hermana Clare. 

Posteriormente durante otras tribulaciones propias de mi vocación, personalmente el aceptar la voluntad de Dios y anteponerla a mis deseos y cuando me sentí indigno del llamado que recibí. Momentos muy difíciles donde nuevamente Dios escogió a la Hermana Clare como ese rayo de luz para iluminarme en la penumbra.

Ahora he avanzado bastante en mi vocación y la Hermana Clare ha estado muy presente en ella, sobre todo con las enseñanzas que su testimonio y vida me dejaron. Doy gracias a Dios por haberla puesto en mi camino. 

Ya estoy más que decidido de querer entregar mi vida a Dios nuestro Señor, vivir cada día en su presencia y dispuesto plenamente a su voluntad, y como decía la Hermana Clare, es “¡O todo o nada!”.

Buscar

Newsletter mensual

Elegir idioma

  1. Valeria
  2. María Augusta
  3. Jazmina
  4. Mayra
  5. Catalina




«¿Qué más puedo hacer
por ti, Señor?»

instantanea valeria
 




«Sí, por la Virgen
hago lo que sea»

instantanea m augusta
 




«Yo sé que la Virgen
me quiere mucho»

instantaneas jazmina
 




«Dejé mis miedos y
me decidí por lo mejor»

instantanea mayra
 



«Voy a cambiar,
voy a dejar
esta vida que llevo»

instantanea catalina
 

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.