Lunes, 08 Enero 2018 12:13

Es un reflejo de la luz de Dios

virginia800

Virginia (Uruguay): A mí me pasa que, como camino mucho, converso mientras camino con la Hna. Clare.

Virginia nos escribe el 15 de diciembre de 2017 desde Uruguay para contarnos todo el bien, a nivel espiritual, que está recibiendo de la Hna. Clare. Su «amiga del cielo», como ella la llama, es casi también su guía y maestra espiritual.

Hola a todos. Soy de Uruguay y quería contarles que, en este año, la Hna. Clare ha estado muy presente en mi vida. He visto sus testimonios y he seguido de cerca todo lo que ha pasado desde su Pascua. Me encanta verla feliz con su vocación, y también admiro su humildad, siendo siempre reflejo de la luz de Dios y nunca apoderándose de ella.

Recuerdo que, este año, estaba pasando durante un momento de enojo. A mí me pasa que, como camino mucho, converso mientras camino con la Hna. Clare. Así, en ese día, iba rezando y con poca paciencia. Entré en una panadería y me molestó la actitud de la chica que atendía. En ese momento, le iba a contestar... pero resultó que le hablé con tanta amabilidad que hasta yo me asombré y dije: «Fue la Hna. Clare». Me enseñó sobre la caridad.

Sabemos que a veces nos entran esos vacíos existenciales… Recuerdo que le recé. Al momento, era como que sentía su presencia, bien cerquita. Me alegró el alma.

Por último, sabemos que a fin de año sentimos el cansancio, la falta de fidelidad a Dios… y eso repercute en nuestra vida espiritual y nos cuesta responder, también porque el mundo «bombardea». La semana pasada, fui al Santísimo para la adoración eucarística y para contarle a Jesús lo que me pasaba, cómo me sentía y lo que extrañaba de Él. Salí caminando despacito, y le pedí nuevamente a la Hna. Clare que me ayudara a serle fiel a Dios en lo cotidiano, porque a veces —a pesar de rezar— perdemos su presencia. Y me di cuenta de que caminé una cuadra con mucho recogimiento. Era consciente de lo que pasaba, y sentía como si caminara debajo de un manto que me protegía del exterior. Sé que ella intercedió, pero también sé que, aunque fue precioso, hay que bajar del Monte Tabor para continuar nuestro camino, aunque nos gustaría quedarnos allí como a San Pedro.

Doy gracias a Dios por la intercesión de la querida Hna. Clare y por tener una amiga en el cielo.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en un principio ahora y siempre. Amén.

¿¿¿Cuándo sale la película???

Buscar

Redes sociales

Newsletter semanal

Elegir idioma

Últimos recuerdos publicados de las compañeras


Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.