Lunes, 20 Agosto 2018 17:35

Signo de la única alegría que llena

signo800

David Ramierz (EEUU): Ardía por amor a Dios y al prójimo.

David Ramirez, de los EEUU, seminarista de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro, describe el impacto que tuvo en su alma y en su vocación, el documental de la Hna. Clare.

La película «O todo o nada: Hna. Clare Crockett» cuenta la hermosa historia de la Hna. Clare: una chica que no se guardó nada para sí, que lo entregó todo y se dio totalmente, viviendo y muriendo para su Esposo Jesucristo. Llevó al cabo su vocación religiosa con fidelidad y sirvió generosamente a las personas de su comunidad, a los niños que enseñaba, etc. Siempre con una alegría contagiosa y la bonita sonrisa que la caracterizaba. Como la lámpara del santuario que se extingue ante el sagrario como signo de la presencia real de Cristo aquí en la tierra, la Hna. Clare era un signo para todos de la única alegría que llena: la alegría eterna que solo se puede encontrar en Cristo. Ardía por amor a Dios y al prójimo. En la película, los que la conocieron dicen que su vida es un claro ejemplo de todo el bien que una sola alma puede traer al mundo cuando corresponde a la gracia de Dios. Es asombroso el alcance de la influencia que esta hermana ha tenido —aún después de muerte— sobre tantas personas que nunca la han conocido.

El sacrificio, la santidad y la alegría con los que la Hna. Clare vivió su vida son muy edificantes. Su ejemplo me anima a mí, como seminarista, a perseverar en el servicio a Dios. Ojalá pueda vivir mi vocación dándome por completo, sin guardarme nada, en caridad y alegría, como lo hizo la Hna. Clare. Esta es la caridad a la que el sacerdote —llamado a ser víctima en unión con Cristo— tiene que esforzarse en vivir y por la cual tiene que inmolarse.

Ojalá esta película sirva para dar a conocer la alegría contagiosa de la Hna. Clare y sus virtudes. Ojalá que inspire también muchas vocaciones jóvenes: que los que están llamados imiten el ejemplo de la Hna. Clare y lo den todo —con generosidad y heroicidad— a Cristo y a su Iglesia.

Que Dios conceda a la Hna. Clare el descanso eterno y que bendiga a las Siervas del Hogar de la Madre con abundancia de vocaciones.

Sit nomen Domini benedictum!

En Cristo,

David Ramirez, F.S.S.P.

Buscar

Redes sociales

Newsletter semanal

Elegir idioma

Últimos recuerdos publicados de las compañeras


Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.