Menu
Martes, 07 Enero 2020 21:00

«Efecto Clare» en Irlanda

Siervos

Siervos del Hogar de la Madre:  El vídeo del documental de la Hna. Clare ha sido visto por un millón de personas en español y solo por medio millón en inglés. Pero a veces, tengo la impresión de que estoy en camino de conocer a medio millón de personas, una a una.

Hace un año que los Siervos del Hogar de la Madre fundaron en Mallow (Irlanda). Allí han encontrado algo que han denominado el «Efecto Clare», es decir: la influencia de la Hna. Clare Crockett, algo que definen como un benéfico «calentamiento» del mundo, especialmente en su país natal. Nos lo cuentan en este artículo.

Los Siervos del Hogar llevamos un año viviendo en Irlanda. El tiempo ha pasado volando. Nos hemos dado cuenta de muchas cosas viviendo en esta isla. Buena leche, carreteras estrechas, GAA (Asociación Atlética Gaélica) y que los días lluviosos son considerados ¡buen tiempo! 

Pero también nos hemos dado cuenta de que Irlanda es pequeña. La población es de unos cuatro millones de personas, pero a veces parece incluso menos. Muchas veces nos hemos encontrado, en la otra punta del país, con personas que te dicen: «¡Mallow —donde los Siervos vivimos— es donde nosotros crecimos! Mi casa era la que está cruzando la calle». O, tal y tal, que nos acaba de hacer un favor, resulta ser amigo de un amigo cercano. Hay una alta probabilidad de que cualquier persona conozca a alguien que tú conoces. Esta experiencia es tan común como el té. Y la Hna. Clare se está convirtiendo en ese té. 

El vídeo del documental de la Hna. Clare ha sido visto por un millón de personas en español y solo por medio millón en inglés. Pero a veces, tengo la impresión de que estoy en camino de conocer a medio millón de personas, una a una. 

Una vez, estábamos en Derry con un grupo de jóvenes. Preguntamos por un sitio donde poder ir para hacer un rato de deporte. Encontramos lo que estábamos buscando y empezamos a jugar. Otro grupo de jóvenes se nos acercó: «¿Sois sacerdotes?», preguntaron. En medio de la conversación, uno de nosotros dijo: «¿Por casualidad habéis oído hablar de la Hna. Clare?». «Oh, esa es la monja que murió en el terremoto». Gracias a la Hna. Clare es más fácil presentarnos. Todo lo que tenemos que añadir es: «Somos parte de su mismo grupo».

SiervosEn otra ocasión, estábamos presentando el vídeo corto de la Hna. Clare en una clase de chicas. Era la primera vez que lo hacíamos. Cuando terminó el vídeo, muchas de las chicas estaban llorando. La impresión fue duradera. El mismo día, otros fueron tocados por las palabras: «Ella es nuestra hermana»

Como ella es nuestra hermana, a veces regalamos tarjetas con la imagen de la Hna. Clare. Nosotros sembramos las semillas, Dios hace el resto. En una ocasión, vimos a una chica en una Adoración Eucarística que estuvo toda la hora mirando la imagen de la Hna. Clare. ¿Quién se la había dado? ¿Qué sabía ella sobre su historia? ¿Qué le estaría diciendo la Hna. Clare durante toda la hora? Ciertamente era algo profundo, muy profundo lo que unía a esas almas irlandesas en la Presencia de Jesús. 

En un retiro de «Youth 2000», que nosotros no habíamos organizado, estaba incluido en el horario ver el documental completo de la Hna. Clare, pero no la versión corta, sino el vídeo de una hora y media. Tuvieron dificultades técnicas. Pero, a pesar de lo tarde que comenzó la proyección (cerca de las doce de la noche), un grupo de unas cincuenta personas no quisieron irse sin conocer a la Hna. Clare. La persona que insistía en poner la película no era un Siervo o una Sierva, ni siquiera un laico del movimiento, sino un verdadero cristiano convencido del valor de la vida y del mensaje de la Hna. Clare. 

También escuchamos a dos hermanas invocando el nombre de la Hna. Clare junto con otros santos. No sentían la necesidad de hacer diferencias entre «San Juan Pablo II, San Juan Bosco y la Hna. Clare». A todos pedían «rogad por nosotros» (*).

Otra vez, nos contaron que hubo una pequeña discusión y sentimientos heridos porque a un grupo de jóvenes del ministerio de NET (Equipo Nacional de Evangelización) no les permitieron tener como patrona a la Hna. Clare «simplemente» porque no está la canonizada. Es comprensible la reacción de las dos partes. Pero los primeros siguen heridos por la situación. Sus heridas muestran su amor por la Hna. Clare: ellos la consideran ya parte de su grupo. 

Como puede apreciarse con todos estos ejemplos, el «Efecto Clare» es evidente. Incluso en esta isla fría hay algunas personas concienciadas con el calentamiento global, pero lo que yo puedo decir es que lo único que calienta el mundo son los corazones de aquellos que aman como la Hna. Clare. El calentamiento global del «Efecto Clare» es ciertamente algo buena: la Hna. Clare está cambiando vidas por todas partes, pero especialmente en esta «Isla Esmeralda». 

Siervos del Hogar de la Madre,  
Mallow (Irlanda).

(*) Con esta anécdota referimos un hecho que sucedió y del que los Siervos del Hogar de la Madre fueron testigos y no actores, pero al hacerlo no queremos adelantarnos al juicio de la Iglesia sobre la santidad de la Hna. Clare.

Buscar

Newsletter semanal

Elegir idioma

  1. Valeria
  2. María Augusta
  3. Jazmina
  4. Mayra
  5. Catalina




«¿Qué más puedo hacer
por ti, Señor?»

instantanea valeria
 




«Sí, por la Virgen
hago lo que sea»

instantanea m augusta
 




«Yo sé que la Virgen
me quiere mucho»

instantaneas jazmina
 




«Dejé mis miedos y
me decidí por lo mejor»

instantanea mayra
 



«Voy a cambiar,
voy a dejar
esta vida que llevo»

instantanea catalina
 

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.