Menu
Sábado, 15 Octubre 2016 21:00

“Tranquila, lo necesita”

h clare mira fija800 390

Mari Carmen: Todo serviría para algo más bueno.

Mari Carmen estaba pasando un momento tremendamente difícil. Su única hija había decidido independizarse como camino para huir de las normas familiares. Angustiada por el porvenir de su hija y, de manera especial, por la salvación de su alma, pidió ayuda a la Hna. Clare y se sintió respondida por ella. 

Mi hija decidió independizarse sin tener un trabajo, por no querer acatar unas normas en casa, para tener su espacio... y porque, tal vez con mi sobreprotección, mis normas y exigencias, la había asfixiado.

Se fue después de una gran discusión, y yo caí de rodillas en mi cocina llorando y rezando a Dios y a María por mi hija: para que la protegieran, para que no le pasara nada y, sobre todo, para que no se perdiera. Mi hija acababa de comenzar un noviazgo y yo tenía mis miedos por ella, de que dejara la Iglesia, de que comenzara a vivir con el novio y ofender a Dios...

Tenía mil miedos y angustias. Entonces, en mi desesperación, imploré a la Hna. Clare su protección para mi hija, ya que ella también se había independizado muy joven, aunque por otros motivos. Le pedí que la ayudara para que no se pierda. Pensaba mucho que si Dios llamó a la Hna. Clare de una forma tan sorprendente -sin ninguna voluntad por parte de ella de conocerle, seguirle o amarle- ella podría interceder ante Dios y María por mi hijita, para que también el Señor la llamase a seguirle, y a no salirse de la Iglesia, a volver a nuestro hogar renovada.

En medio de mi llanto y disgusto monumental, de pronto, en un segundo cesó toda mi angustia, miedo y dolor. Me invadió una paz inmensa que, aún a fecha de hoy, tengo. Y una seguridad de que mi hija no se perdería, de que la Hna. Clare intercedería, oraría por ella y velaría, para que Dios la protegiera del demonio, el mundo y la carne. En mi interior, sentí como si la Hna. Clare me dijera: “Tranquila, lo necesita”. De pronto entendí que, verdaderamente, aunque mi hija no estaba haciendo lo correcto, necesitaba eso para madurar como persona, para valorar todo más, y que todo serviría para algo más bueno. Entendí que el Señor no me defraudaría y que velaría por ella, de que María sería como yo le había pedido: su Madre, Modelo y Maestra.

Estoy convencida de que la Hna. Clare sigue velando por los jóvenes desde el cielo, cumpliendo, como miembro del Hogar de la Madre y más aún como Sierva del Hogar de la Madre, su tercera misión: la conquista de los jóvenes para Jesucristo.

Buscar

Newsletter mensual

Elegir idioma

  1. Valeria
  2. María Augusta
  3. Jazmina
  4. Mayra
  5. Catalina




«¿Qué más puedo hacer
por ti, Señor?»

instantanea valeria
 




«Sí, por la Virgen
hago lo que sea»

instantanea m augusta
 




«Yo sé que la Virgen
me quiere mucho»

instantaneas jazmina
 




«Dejé mis miedos y
me decidí por lo mejor»

instantanea mayra
 



«Voy a cambiar,
voy a dejar
esta vida que llevo»

instantanea catalina
 

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.