Menu
Domingo, 07 Agosto 2016 02:00

Muchos la admirábamos

Silvia Vélez Navarrete, Ecuador:

silviaMuchos la admirábamos por sus labores, su entrega total a Dios y a la Virgen María.

Silvia Vélez Navarrete fue compañera de M Augusta en la Universidad de Medicina de Portoviejo (Manabí, Ecuador).

Maria Augusta

Me llamo Silvia Vélez y soy de Portoviejo (Manabí, Ecuador). Fui una amiga muy cercana de María Augusta. A María Augusta yo la llamaba cariñosamente Magu. La conocí en el primer semestre en la Universidad. Tranquila y aplicada como era en sus estudios, solo cruzamos unas pocas palabras. Llegó el final del semestre y me pidió el favor de que la preinscribiera en el siguiente nivel. Lo hice y la apunté en las mismas materias que cogí yo. Esa fue una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, porque me permitió conocer a una gran persona, que llegó a ser muy importante en mi vida. 

Durante ese semestre nos hicimos ya más amigas y nos llegamos a conocer más. Así transcurrió semestre tras semestre. Como ella tenía sus ocupaciones, yo la preinscribía sin ningún problema. Era mi amiga del alma. Me alegraba mucho su hermosa sonrisa. Nos hicimos inseparables, estudiando todas las materias juntas. Cuando yo me quería retirar de alguna materia, me decía: “No lo hagas”. Y es así como pasábamos todo: ella me daba ánimos a mi y yo a ella, para seguir adelante.

A pesar de ser una chica muy tranquila le gustaba hacer bromas. Tuve muchas conversaciones con ella, largas y muy profundas. Era una amiga en la cual se podía confiar con los ojos cerrados, se podía hablar de cualquier tema con ella. 

Su devoción era tan grande que era digna de admirar. Muchos la admirábamos por sus labores, su entrega total a Dios y a la Virgen María. En los campamentos siempre daba lo mejor de ella. Me llenaba de alegría cuando me contaba todo lo que había pasado, sus aventuras. Me gustaba mucho escucharla. Se daba tiempo para todo. Era una chica fuerte: de ella aprendí a no dejarme caer y a seguir adelante pese a los obstáculos. 

Además, Ella fortalecía y llenaba de mucha paz al grupo de amigas: Erika, Sara, Lisbeth, Narda y Karen. Su influencia hacía que nos uniéramos. Nos reunía para tener los círculos o reuniones en la universidad, o comidas en la Resi.

Magu, una amiga que jamás olvidare, que recordare siempre por el resto de mi vida. Y esos recuerdos jamás morirán, vivirán en mi corazón y en mi alma. Estoy feliz porque ella está con DIOS.

Silvia Grupo

Buscar

Newsletter mensual

Elegir idioma

  1. Valeria
  2. María Augusta
  3. Jazmina
  4. Mayra
  5. Catalina




«¿Qué más puedo hacer
por ti, Señor?»

instantanea valeria
 




«Sí, por la Virgen
hago lo que sea»

instantanea m augusta
 




«Yo sé que la Virgen
me quiere mucho»

instantaneas jazmina
 




«Dejé mis miedos y
me decidí por lo mejor»

instantanea mayra
 



«Voy a cambiar,
voy a dejar
esta vida que llevo»

instantanea catalina
 

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.