Menu
Martes, 25 Febrero 2020 21:00

Libre por la obediencia

H Clare

Claro que hay obediencias que me cuestan, pero entiendo que siempre son para mi bien.

El 8 de abril de 2015, en la Semana de Pascua, la Hna. Clare escribe a la Madre Ana, superiora general de las Siervas del Hogar de la Madre, y le comenta una de las gracias más grandes que ha recibido durante la Cuaresma: una comprensión más profunda de la libertad que le da la obediencia.

Semana santa 2015

Quizás, durante la Cuaresma, una de las gracias más grandes que he recibido fue algo que Scott Hahn escribió en su excelente libro «Señor, ten piedad». Dice así: «Lo que Dios pedía a Adán y Eva era un profundo acto de la voluntad —unir su voluntad a la Voluntad de Dios— sacrificando así los deseos más bajos de sus cuerpos y sus almas, sus corazones y sus mentes». Esto junto con algo que Jesús dijo a Sor Josefa Menéndez: «La obediencia es el velo debajo del cual tú debes desaparecer». Me llenó de mucha alegría. Experimenté que, a través de la obediencia, cuando hago la Voluntad de Dios, soy verdadera y auténticamente LIBRE.

En cada acto de obediencia el Señor me pide lo mismo que a Adán y Eva: unir mi voluntad a la Suya para así sacrificar lo más bajo en mí y para hacer mi corazón más grande. Claro que hay obediencias que me cuestan, pero entiendo que siempre son para mi bien. Si quiero «poner la mente de Cristo», debo desaparecer.

Buscar

Newsletter mensual

Elegir idioma

  1. Valeria
  2. María Augusta
  3. Jazmina
  4. Mayra
  5. Catalina




«¿Qué más puedo hacer
por ti, Señor?»

instantanea valeria
 




«Sí, por la Virgen
hago lo que sea»

instantanea m augusta
 




«Yo sé que la Virgen
me quiere mucho»

instantaneas jazmina
 




«Dejé mis miedos y
me decidí por lo mejor»

instantanea mayra
 



«Voy a cambiar,
voy a dejar
esta vida que llevo»

instantanea catalina
 

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.