Menu
Viernes, 19 Mayo 2017 17:06

Contra la indiferencia, la alegría

hna clare indiferencia aleg

Sin pretenderlo realmente, la Hna. Clare nos ha dejado trazado en estos temas su personal camino para crecer en la virtud, su propia lucha contra la mediocridad.

En el año 2008, la Hna. Clare preparó una serie de temas sobre las virtudes con los cuales tener las reuniones con las chicas del campamento de EEUU. A lo largo de estos escritos reflexiona, de forma sencilla y esquemática, sobre una serie de virtudes fundamentales en un campamento y en la vida diaria de cualquier cristiano. ¡¡La Hna. Clare jamás pensó en verlos publicados!! Eran solo guiones para hablar a las acampadas. Pero puede ser muy útil para nosotros, porque argumenta cómo trabajar cada concreta virtud, apuntando contra su vicio contrario… que no siempre es el que nosotros pensaríamos de forma automática. Por ejemplo, en esta ocasión explica cómo crecer en la virtud de la alegría, luchando contra lo que ella considera su verdadero rival: la indiferencia.

Sin pretenderlo realmente, la Hna. Clare nos ha dejado trazado en estos temas su personal camino para crecer en la virtud, su propia lucha contra la mediocridad. Aprendamos el camino para crecer en la alegría –con ejemplos bien concretos, por cierto- de la mano de la Hna. Clare.

Pensarías que lo correcto sería decir “La alegría contra la tristeza”, pero no. La virtud sí es la alegría, pero contra lo que tenemos que luchar hoy es contra la indiferencia. Indiferencia es cuando te rindes y no haces ningún esfuerzo. No estás triste exactamente, pero no estás, realmente, nada. Indiferente es la palabra adecuada.

¿Cómo puedo yo practicar la alegría en un campamento del Hogar?

Es temprano por la mañana. Las hermanas han llamado a la puerta, han hecho sonar fuerte el silbato y están cantando canciones. No tengo ganas saltar de la cama y salir de la cabaña, pero el Espíritu Santo me recuerda que tengo que practicar la alegría. Salto de la cama y le digo a al resto de mi grupo que haga lo mismo. Salgo afuera corriendo y empiezo a cantar también yo. El resto del grupo te mira como diciendo: “Vaya, estás haciendo sonreír a tu Ángel de la Guarda”.

Vamos a jugar un partido de voleibol. En cuanto llegas al sitio donde vamos a jugar, te sientas. “Yo voy a ver como juega esta gente”, dices. “No me apetece jugar.” El resto del equipo te recuerda que la virtud que debemos practicar hoy es la alegría, y que el trabajo en equipo y la participación son muy importantes. Te paras a pensarlo un momento, y en vez de quedarte allí indiferente, pides a tu equipo que te ayude y te pones también tú a jugar. Cuando gana el otro equipo, les felicitas sin perder la alegría.

Para la velada nocturna, todo el mundo prepara una canción, un baile o un teatro para mostrar a los demás acampados. Tú dices que puedes ser la que ponga la música, pero tu equipo necesita que participes en el baile. Les dices que no sabes bailar, pero ellas te dicen que eso no importa, que si metes la pata, por lo menos las acampadas podrán reírse. A lo mejor no sientes mucha alegría cuando empiezas a bailar, pero te ayuda a decidirte a hacerlo el pensamiento de la alegría que vas a procurar a los demás.

La verdadera alegría está en dar, no en recibir. Cuando compartimos nuestros talentos con los demás, podemos llenarles de alegría. Aun cuando no te apetezca nada, cuando haces el esfuerzo, no solo das alegría a otros, sino que tú también empiezas a cambiar. La virtud de la alegría es esencial en el campamento. Así que, ¡¡hoy quiero ver caras sonrientes y acampadas contentas!!

Buscar

Newsletter semanal

Elegir idioma

  1. Valeria
  2. María Augusta
  3. Jazmina
  4. Mayra
  5. Catalina




«¿Qué más puedo hacer
por ti, Señor?»

instantanea valeria
 




«Sí, por la Virgen
hago lo que sea»

instantanea m augusta
 




«Yo sé que la Virgen
me quiere mucho»

instantaneas jazmina
 




«Dejé mis miedos y
me decidí por lo mejor»

instantanea mayra
 



«Voy a cambiar,
voy a dejar
esta vida que llevo»

instantanea catalina
 

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.