Menu

Dibujo

A veces creemos todo lo que la gente nos dice aunque no parezca verdad. Muchas veces los anuncios de la tele intentan decirnos que un nuevo juguete es el más chulo de todos. Lo compras y en dos días ya está roto.

Compartimos este artículo escrito por la Hna. Clare para la revista HM Zoom+ en el año 2009, para la sección de anécdotas sobre su infancia «Cuándo yo era pequeñaja».  Además tenemos el audio grabado con su misma voz para la Radio HM.

Cuando yo era pequeñaja, todos los sábados, mi familia y todos mis tíos y primos íbamos a la casa de mis abuelos. Los mayores se quedaban en el comedor hablando y bebiendo té y todos los niños nos íbamos fuera a jugar.

Un día después de la merienda, uno de los vecinos de mis abuelos nos dio una manzana a cada uno. Yo vi a uno de mis primos escupir trozos de manzana. «¿Qué haces?» , le pregunté mientras terminaba de comerme mi manzana. «Pues escupir las semillas», me dijo: «¿Dónde están las tuyas?» Me las he comido¨, respondí. Todos mis primos pararon de comer y me miraron. «Ella también se las ha comido», dije yo señalando con el dedo a mi hermana pequeña. Nos miraban como espantados. «¿Es que no sabes lo que pasa cuando comes la semilla?», nos preguntaron. Mi hermana y yo nos encogimos de hombros y nuestros primos nos comunicaron las trágicas noticias. Nos dijeron que las semillas se van directamente a la tripa y que si bebemos agua, empieza a crecer un árbol dentro de nosotras. Lo habían visto en una peli y dijeron que pasaba también en la vida real.  

Durante el resto del día intentamos no beber nada de agua para que el árbol no creciese dentro de la tripa. Una prima nos dijo que las ramas saldrían por nuestra boca. Teníamos mucho miedo.

Dibujo

Justo antes de irnos a la cama aquella noche, estábamos en el baño lavándonos los dientes. Mi hermana se olvidó por un momento del tema del árbol y bebió un poco de agua.

Yo solté el cepillo de dientes y empecé a sacudir a mi hermana gritando: «¡Escúpelo, escúpelo!». Pero era demasiado tarde. Dijo que sentía que una rama le estaba subiendo por la garganta. No sabía qué hacer. No sabía cómo podía ayudarla. Nunca he visto un árbol salir de la boca de una persona. Así que empecé a gritar como loca. Ella también empezó a gritar pero yo le dije que cerrase la boca y así no saldría la rama. De pronto entró mi madre abriendo la puerta de golpe. «¿Qué pasa?», dijo enfadada. La miramos fijamente. «¿Por qué estáis chillando?». «¡Nos están creciendo árboles en las tripa y van a salir en cualquier momento!», le dije. «A ver, a ver, a ver. ¿Quién os ha dicho que os están creciendo árboles dentro?». Y entonces le contamos toda la historia. Nos dijo que no era verdad y que no tenemos que creer todo lo que nos dicen. Dijo a mi hermanita que abriera la boca para ver si alguna rama iba a salir. Tuvo la boca abierta unos 20 segundos y no salía nada de nada. Las dos nos bebimos un vaso de agua y no pasó nada de nada. ¡Todo era una mentira!

A veces creemos todo lo que la gente nos dice aunque no parezca verdad. Muchas veces los anuncios de la tele intentan decirnos que un nuevo juguete es el más chulo de todos. Lo compras y en dos días ya está roto. No podemos creernos todo lo que vemos u oímos en la televisión. Si no sabes si algo es verdadero o no, pregunta a alguien que sí lo sepa. Sobre todo si tienes alguna pregunta sobre Dios o sobre lo que nosotros creemos como católicos.

Si no estás seguro de algo, pregunta a tus padres, a un buen sacerdote o a una religiosa. No te quedes con la duda. Mira lo que nos pasó a mi hermana y a mí por no preguntar a mis padres si lo del árbol era verdadero o no.

Así que cuando alguien te diga algo que suene sospechoso o que no sea como lo que siempre te dicen tus padres, pregunta.

Buscar

Newsletter mensual

Elegir idioma

  1. Valeria
  2. María Augusta
  3. Jazmina
  4. Mayra
  5. Catalina




«¿Qué más puedo hacer
por ti, Señor?»

instantanea valeria
 




«Sí, por la Virgen
hago lo que sea»

instantanea m augusta
 




«Yo sé que la Virgen
me quiere mucho»

instantaneas jazmina
 




«Dejé mis miedos y
me decidí por lo mejor»

instantanea mayra
 



«Voy a cambiar,
voy a dejar
esta vida que llevo»

instantanea catalina
 

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.