Menu

Votos perpetuos

Necesito arrodillarme delante del Padre muchas veces. La verdad es que solo encuentro paz cuando me apoyo en Él, cuando voy delante de Él con todas mis miserias y dejo que Dios sea Dios, quien me ama y me perdona incondicionalmente.

Aquí publicamos un extracto de la carta que la Hna. Clare escribió un año antes de sus votos perpetuos al P. Rafael Alonso, fundador del Hogar de la Madre. Le cuenta cómo se ve tan pobre y necesitada de la misericordia del Señor.

Ya empieza la cuenta atrás para los votos perpetuos. (…) No me puedo creer que ya me toca. Estoy muy consciente de lo que voy a hacer y solo pido al Señor la gracia de ser fiel.

Cada día experimento mi miseria y pequeñez en comparación con la belleza y grandeza de Dios. Me ayuda una oración de san Agustín que dice: «Miserable de mí, ¿cuándo podrá mi cortedad e imperfección convenir con tu rectitud? Tú verdaderamente eres bueno y yo, malo; Tú, piadoso, yo, impío; Tú, santo, yo, miserable; Tú, justo, yo, injusto; Tú, luz, yo, ciego; Tú, medicina, yo, enfermo; Tú, suma Verdad, yo, todo vanidad».

Es curioso, a veces me cuesta la oración por la sequedad o lo que el Señor permite, pero a la misma vez me encanta estar delante de Él y no quiero irme. Me cuesta ir y me cuesta dejarle. Qué raro, ¿no?

Lo que estoy meditando ahora, y me ayuda mucho, es la parábola del hijo pródigo. Me hace mucho bien mirar el cuadro de Rembrandt, porque me identifico totalmente con el hijo que estaba perdido, roto y vacío, no solamente en mi vida pasada, sino incluso a veces ahora. Necesito arrodillarme delante del Padre muchas veces. La verdad es que solo encuentro paz cuando me apoyo en Él, cuando voy delante de Él con todas mis miserias y dejo que Dios sea Dios, quien me ama y me perdona incondicionalmente. No siempre entiendo su amor y su misericordia, porque la mía está tan débil y manchada... A veces, parece como si quisiera demostrar a Dios que mi oscuridad es demasiado grande como para vencerla. Pero experimento que Dios me pide que confíe en Él y cuando hago eso, entonces tengo paz y libertad.

Buscar

Newsletter mensual

Elegir idioma

  1. Valeria
  2. María Augusta
  3. Jazmina
  4. Mayra
  5. Catalina




«¿Qué más puedo hacer
por ti, Señor?»

instantanea valeria
 




«Sí, por la Virgen
hago lo que sea»

instantanea m augusta
 




«Yo sé que la Virgen
me quiere mucho»

instantaneas jazmina
 




«Dejé mis miedos y
me decidí por lo mejor»

instantanea mayra
 



«Voy a cambiar,
voy a dejar
esta vida que llevo»

instantanea catalina
 

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.