Menu

Mapa de Irlanda

Hna. Beatriz Liaño:  La Hna. Clare llevaba poco tiempo en la comunidad cuando nos sucedió esta anécdota. Creo que ella era todavía candidata, pero no lo recuerdo bien, quizás ya era novicia. Solo sé que yo no acababa de comprender el misterio de su nacionalidad.

Debo reconocer que la culpa de todo fue mi ignorancia sobre el problema tan grande que ha supuesto —y supone—para Irlanda del Norte su pertenencia al Reino Unido. Yo sabía que había habido problemas entre católicos y protestantes, pero lo que yo había aprendido en las clases de Historia en mi colegio de España, es que eso era ya un problema resuelto y que Irlanda del Norte formaba parte del Reino Unido. Según eso, la Hna. Clare era inglesa, por eso yo no entendía que se presentase como irlandesa.

Como ella insistía en el hecho de que era irlandesa, un día se lo pregunté abiertamente, aunque casi habría que decir «imprudentemente»... Le dije: «Pero, vamos a ver. ¿Tu pasaporte es inglés o irlandés?». Se puso muy seria y me dijo: «Si le haces esa pregunta a otro miembro de mi familia te aseguro que te mata». Y se fue sin darme más explicaciones. Realmente fue una metedura de pata por mi parte, pero fue sin mala intención. Realmente, lo desconocía todo sobre el problema norirlandés, incluido que el «Acuerdo de Viernes Santo», que puso fin a la violencia en Irlanda del Norte, prevé que los católicos de Irlanda del Norte pueden solicitar la ciudadanía irlandesa y tener pasaporte irlandés. En fin, seguramente, mi insistencia fue muy inoportuna. Me di cuenta de que había tocado una herida sangrante y no volví a sacar el tema.

Clare

Al volverla a ver más tarde, la Hna. Clare había recuperado la sonrisa y me saludó como si nada hubiera pasado. No afectó en nada a nuestra relación, pero cuando fui conociendo un poco mejor el problema de Irlanda del Norte, el sufrimiento y discriminación de la población católica allí, comprendí que la Hna. Clare había actuado con un gran dominio de sí ante mi incómoda pregunta.

Poco después de su muerte, le conté mi metedura de pata a la Hna. Emma María Haynes, que es inglesa. Le pregunté si el hecho de ser ella inglesa había supuesto algún problema en su relación con la Hna. Clare. La Hna. Emma María me dijo que nunca había tenido ninguna dificultad en el trato con la Hna. Clare. De hecho, fue precisamente mi pregunta lo que la hizo caer en la cuenta de que, ciertamente, su nacionalidad hubiera podido ser causa de conflicto. Y, sin embargo, la Hna. Clare jamás le había hecho el más mínimo comentario ni había manifestado ningún tipo de «resquemor» hacia ella por su procedencia, ni siquiera con bromas o ironías. Es más, habían tenido siempre una muy buena y cordial relación.

Bueno, esta fue mi metedura de pata con la Hna. Clare. Pero, como dice el refrán, «no hay mal que por bien no venga». Mi indiscreta pregunta me permitió ser testigo de cómo la Hna. Clare, desde el principio de su vida como Sierva, en un tema tan delicado como este, «no quiso anteponer nada a Cristo», ni a la caridad universal que el Señor la pedía.

Buscar

Newsletter mensual

Elegir idioma

  1. Valeria
  2. María Augusta
  3. Jazmina
  4. Mayra
  5. Catalina




«¿Qué más puedo hacer
por ti, Señor?»

instantanea valeria
 




«Sí, por la Virgen
hago lo que sea»

instantanea m augusta
 




«Yo sé que la Virgen
me quiere mucho»

instantaneas jazmina
 




«Dejé mis miedos y
me decidí por lo mejor»

instantanea mayra
 



«Voy a cambiar,
voy a dejar
esta vida que llevo»

instantanea catalina
 

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.