Menu

H Clare con niños

Carlos:  «Nos llenó el vacío que teníamos. Para mí familia ella es un ángel protector».
Magaly:  «Por ella conocimos el Hogar. Conocimos una nueva familia, alegre, unida con personas que nos llegan al corazón».

Carlos y Magaly son un matrimonio de Guayaquil que conocieron a la Hna. Clare en el 2012. El conocerla supuso para ellos el empuje decisivo para casarse pues aún no lo estaban.

Cuando la conocimos inmediatamente nos preguntó si estábamos casados, y al decirle que no, nos invitó a asistir a las reuniones de laicos del Hogar de la Madre. El deseo de nuestro primer hijo, que en ese momento se estaba preparando para recibir la primera comunión, de que pudiéramos comulgar con él ese día tan señalado, le llevó a decírselo a las hermanas que no esperaron en preguntarnos y animarnos a casarnos. Nos frenaba para ello la situación económica, pero al saber por el P. José Javier (SHM), que no teníamos que gastar nada iniciamos los trámites y tuvimos la sorpresa de que el P. Rafael fuese quien nos iba a casar. Fue un 11 de octubre de 2014. Éramos el primer matrimonio del Hogar de la Madre en Guayaquil que se casó.

En nuestro trato con ella pudimos comprobar en seguida que era una persona muy alegre, muy sonriente. Siempre que nos veía nos decía: «¡Magaly! ¡Carlos!¿Cómo están? ¿Cómo están sus hijos? ¡Qué chévere! ¡Vamos a misa, vamos a misa, vamos a misa!». Escucharla cantar en el coro nos ayudaba mucho, nos llenaba.

En el trato con los demás veíamos cómo le importaban las personas, cómo las atraía, cómo les llamaba la atención su carisma, su forma de ser. Era como un imán. Una persona muy carismática, muy bien formada como religiosa, muy centrada en su vocación. Con una fe y una entrega a Dios y a la Virgen fuerte. Todavía la recordamos en los cantos, en las reuniones, siempre alegre, siempre alegre. ¡Cuántos bellos consejos nos dio! ¡Cuántas anécdotas que al recordarlas nos hacen reír!

También destacaríamos su honradez, su sencillez. Con todas las personas que se encontraba las llevaba a la Iglesia. Se veía que lo hacia todo por Dios, por nuestra Madre. Su grito era: “¡Vamos para adelante, vamos para adelante!” Siempre nos daba ánimos.

Cuando hemos tenido la oportunidad de ir a Playa Prieta y entrar en la capilla, en el lugar en el que ella falleció se siente su presencia, parece que la estás viendo viva. En los momentos de sufrimiento, de dificultades acudimos a ella, y a la Virgen, y nos ayuda bastante, y sabemos que lo seguirá haciendo.

Buscar

Newsletter mensual

Elegir idioma

  1. Valeria
  2. María Augusta
  3. Jazmina
  4. Mayra
  5. Catalina




«¿Qué más puedo hacer
por ti, Señor?»

instantanea valeria
 




«Sí, por la Virgen
hago lo que sea»

instantanea m augusta
 




«Yo sé que la Virgen
me quiere mucho»

instantaneas jazmina
 




«Dejé mis miedos y
me decidí por lo mejor»

instantanea mayra
 



«Voy a cambiar,
voy a dejar
esta vida que llevo»

instantanea catalina
 

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.