Menu

Hna. Annemarie Naiman, EEUU:

h annemarieAún hoy recuerdo la fuerza con que nos habló del daño que nos hacemos a nosotras mismas con las máscaras que nos ponemos constantemente.

La Hna. Annemarie es de la Florida (EEUU) y entró en las Siervas el 15 de marzo de 2009. Actualmente está en la comunidad de Brignano, Bergamo (Italia).

h annemaria1

La Hna. Annemarie en una reunión con jóvenes

La primera cosa que me llamó la atención de la hna. Clare, después de su sentido del humor y de lo acogedora que era, era la manera que tenía de hablar del Señor. Explico. En muchos círculos cristianos en Estados Unidos, incluidos los que yo me movía, existía una fuerte tendencia a hablar de Jesucristo en un tono muy ligero y un poco superficial, tomando confianzas que rozaban la falta de respeto, aunque fuera sin mala intención. Está bien tener confianza e intimidad con el Señor y hablar de Él con familiaridad, pero sin disminuir su dignidad de Hijo de Dios. Por ejemplo, en esa época estaban de moda unas camisetas que decían “Jesus is my homeboy”, es decir, Jesús es mi colega, o mi amigote. No tengo un recuerdo concreto de que la hna. Clare criticase directamente esa mentalidad (aunque es probable que lo hiciera, y con razón), pero sí que tengo el recuerdo muy grabado de cómo ella se refería a Jesús. Casi siempre le llamaba “Our Lord”, Nuestro Señor. La hna. Clare era muy expresiva y ponía mil caras cuando gastaba alguna broma. Pero cuando hablaba de “Our Lord”, solo tenía una cara: se le ponían ojos de enamorada, pero sin ser cursi, más bien con un aire solemne. Y no soportaba que otros hablasen del Señor con menos amor o menos respeto. Este aspecto de ella me impactó enseguida.

hna annemarie2

La Hna. Clare con la Hna. Annemarie cuando esta era candidata.

A las chicas nos hablaba mucho, y a veces muy fuerte, de los peligros de la superficialidad y de vivir de la imagen. Se veía que era un tema que llevaba muy dentro. Cuando la fui conociendo mejor, me di cuenta que nos hablaba así porque quería ahorrarnos los sufrimientos por los que ella tuvo que pasar en su propia vida mundana, antes de conocer al Señor. De hecho, la primera reunión de formación que ella dio al grupo de chicas del Hogar de la Madre en Jacksonville fue sobre la hipocresía y la falsedad. Aún hoy recuerdo la fuerza con que nos habló del daño que nos hacemos a nosotras mismas con las máscaras que nos ponemos constantemente. Otra reunión que llevó ella fue sobre la belleza verdadera. En su corazón había un sitio muy especial para las chicas engañadas por el mundo que viven superficialmente. Me vienen a la mente varias chicas a las que ella ayudó a escapar de esa esclavitud. Muchas veces, cuando nosotras conocíamos a alguna chica así, solíamos decir: “Tiene que conocer a la hna. Clare”. La hna. Clare sufría cuando veía que las chicas no respondían a lo que Dios les estaba pidiendo. A veces nos pedía oraciones por alguna chica que tenía luchas muy fuertes para romper con el mundo y vivir una vida cristiana.

Otra cosa que nos enseñó la hna. Clare cuando yo era candidata, era tener la disposición de dar siempre. Recuerdo una reunión en que dijo: “Cada vez que nos sentamos para tener una reunión, una actividad con jóvenes o, incluso, una sobremesa, nuestro primer pensamiento debe ser siempre: “¿Qué puedo aportar yo a los demás?” A lo largo de estos años como Sierva del Hogar de la Madre, me ha venido muchas veces a la cabeza esta consigna de la hna. Clare. Me basta pensar en cómo ella lo ponía en práctica, para animarme a luchar contra la vergüenza y la pereza.

 

Buscar

Newsletter mensual

Elegir idioma

  1. Valeria
  2. María Augusta
  3. Jazmina
  4. Mayra
  5. Catalina




«¿Qué más puedo hacer
por ti, Señor?»

instantanea valeria
 




«Sí, por la Virgen
hago lo que sea»

instantanea m augusta
 




«Yo sé que la Virgen
me quiere mucho»

instantaneas jazmina
 




«Dejé mis miedos y
me decidí por lo mejor»

instantanea mayra
 



«Voy a cambiar,
voy a dejar
esta vida que llevo»

instantanea catalina
 

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.