Menu

Hna. Ruth Ibañez, España:

hna ruth Esa era la Hna. Clare: directa, pero a la vez con mucha gracia, pues siempre que hablaba así era por amor y para la salvación de la gente.

La Hna. Ruth vivió un año con la Hna. Clare en Jacksonville (EEUU) en el curso 2006-2007.

Coincidí con la Hna. Clare cuando fundamos la comunidad de Jacksonville (EEUU) el 15 de octubre de 2006. Viví con ella todo ese curso hasta que, en junio, regresamos juntas a España con Megan Conway (hoy la Hna. Megan María) que vino con nosotras para entrar ese verano en el noviciado.

HCadoracion

La Hna. Clare con niños de la escuela

Recuerdo reírnos muchísimo ese curso, porque le hacía mucha gracia todo lo que iba descubriendo de la forma de vivir y ser de los EEUU. Ella daba clase a los niños del Preeschool, Kinder y hasta tercer grado. A veces yo la acompañaba a las clases. Tenía un don excepcional para hablar a los niños de Dios, de Nuestra Madre, de los santos... Gracias a su capacidad de interpretación, les contaba historias y los niños se metían totalmente en ellas. También con sus cantos. Hasta tal punto que había algún niño que, literalmente, quería ser Sierva por ella.

Su actitud continua era de hacerlo todo con energía y mucha alegría y generosidad. Siempre nos animábamos mutuamente con expresiones como: “Vamos allá, a por todas”. Si alguna cosa se presentaba como difícil, desagradable, penosa...., ella solía decir: “No pasa nada, en reparación por mis pecados”. Recuerdo también que era muy sensible a los sufrimientos de las personas, y en seguida intentaba ayudar. También recuerdo, cuando íbamos a hacer la compra de comida para la comunidad, como allí había tantas cosas y muy buenas, siempre hacía comentarios para elegir lo más barato, lo más pobre, poniendo caras graciosas y haciendo chistes de las cosas lujosas o exageradamente cómodas.

Recuerdo también el don que tenía con la gente a la hora de hacer apostolado. Teníamos mucha amistad con una de las profesoras. Su marido, Jerry, era judío. Desde que le conocimos, la Hna. Clare siempre le decía cosas, medio en broma pero muy en serio, para hacerle pensar sobre la fe. Él se reía mucho con ella y la escuchaba, y lo que oía le iba calando. Antes de dar las vacaciones de Navidad, los profesores organizaron una fiesta a la que acudieron con sus cónyuges. También nos invitaron a nosotras. Cuando vimos a Jerry, la Hna. Clare le dijo: “Ey, Jerry, qué bonita la Navidad... ¿Te gusta?” A lo que Jerry respondió que sí. Entonces, la Hna. Clare le dijo: “Por cierto, Jerry, ¿sabías que en Navidad celebramos que ya nació el Mesías y que cumple 2007 años? Je, je...” Todavía puedo ver la cara de Jerry, pensativo, como en shock. Pero se echó a reír y no se lo tomó mal para nada. Esa era la Hna. Clare: directa, pero a la vez con mucha gracia, pues siempre que hablaba así era por amor y para la salvación de la gente.

Otra anécdota que recuerdo es con la Eucaristía. Nos invitaron a una vigilia con exposición del Santísimo en una parroquia. En el momento de exponer el Santísimo, lo hicieron depositando la Hostia consagrada dentro de una copa normal de cristal, tal cual. Recuerdo que cuando lo vimos, a la Hna. Clare se le desencajó el rostro y empezó a llorar. Casi se lanza a decirle algo al sacerdote, pero la Hna. Teresa vio más prudente esperar al final para hablar con él.

Respecto al trabajo duro, recuerdo trabajando con ella, ese verano de 2007 al regresar de EEUU. Solíamos ir casi todos los días a ayudar a los Siervos en la reconstrucción de su casa de las Presillas rejunteando las paredes y haciendo otras labores. El trabajo era duro, pero ella - aun siendo de complexión no tan fuerte - no paraba un momento, a pesar de estar cansada. Solía buscar siempre el trabajo más pesado o difícil. Y siempre con alegría, haciendo bromas, chistes, cantando…

Nunca la oí hablar mal de otra hermana. Al contrario, era defensora de todas las hermanas.

Buscar

Newsletter mensual

Elegir idioma

  1. Valeria
  2. María Augusta
  3. Jazmina
  4. Mayra
  5. Catalina




«¿Qué más puedo hacer
por ti, Señor?»

instantanea valeria
 




«Sí, por la Virgen
hago lo que sea»

instantanea m augusta
 




«Yo sé que la Virgen
me quiere mucho»

instantaneas jazmina
 




«Dejé mis miedos y
me decidí por lo mejor»

instantanea mayra
 



«Voy a cambiar,
voy a dejar
esta vida que llevo»

instantanea catalina
 

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.