Menu

hna megan murray votos

Hna. Megan Murray, EEUU: Comprendí la urgencia que experimentaba la Hna. Clare por ayudar a las almas, ayudarlas responder al Señor.

hna megan murray

La Hna. Megan Murray es de Chicago (EEUU) y guarda muchos recuerdos de la Hna. Clare, sobre todo de la época en la que estaba discerniendo su vocación. La Hna. Clare tuvo varias intervenciones providenciales que facilitaron a la Hna. Megan la realización del plan de Dios sobre ella.

jmj grupo cerro peq

El grupo del Hogar en la JMJ de 2011

Mi primer recuerdo de la Hna. Clare es de agosto de 2011. Yo acababa de llegar a Zurita (Cantabria, España), a la casa de las Siervas del Hogar de la Madre, procedente de los Estados Unidos. Quería pasar unos días con las hermanas antes de que comenzara la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid. Era la primera vez que estaba con las Siervas y estaba sorprendida y muy contenta del tipo de vida que llevaban. Había un ambiente limpio, alegre, muy libre y espontáneo.  Me encantaba todo, y el ejemplo de las otras chicas que estaban allí, sirviendo, obedeciendo con rapidez, me impresionó mucho.

Ya tenía en mi corazón muchas inquietudes sobre la vocación. No tenía claridad sobre lo que quería el Señor de mí. Una hermana me animó a hablar con el P. Rafael Alonso, fundador del Hogar de la Madre. La Hna. Clare fue mi traductora, porque yo no hablaba español. Cuando hablé con el P. Rafael, las cosas se hicieron de repente muy claras. Era evidente que el Señor estaba llamándome a la vida religiosa. Así que, fue por la voz de la Hna. Clare – gracias a su traducción - que entendí que tenía vocación.

Durante la peregrinación que precedió a la JMJ, mi preocupación era encontrar el lugar donde el Señor quería que yo me entregara a Él. Ya sabía que tenía vocación, pero ahora la pregunta era: ¿Dónde? ¿Con quién? Me impresionó mucho el ambiente que se respiraba en el grupo de jóvenes del Hogar de la Madre en la JMJ. Pero, sobre todo, se notaba que las chicas tenían muchísima confianza en la Hna. Clare. Constantemente estaban contándola cosas. Ella estaba siempre cantando, siempre animando, pero se notaba que era ella la que controlaba y guiaba el buen ambiente. Ella puso el listón muy alto y lo mantuvo allí todo el tiempo.

megan jmj peq

La Hna. Megan (derecha) en la JMJ

El 15 de agosto fue último día de la peregrinación, antes de empezar los días de la JMJ en Madrid. Fuimos a Segovia. Tuvimos una reunión en laque el P. Rafael habló sobre el Hogar de la Madre. Esa reunión fue clave en mi vocación, porque fue cuando escuché al Señor llamarme a ser Sierva. Fue una gracia muy grande, tan grande que quería compartirla con todo el mundo.

Al cabo de unos días, en la conversación durante una cena, una chica nos preguntó si habíamos recibido alguna gracia en estos días de la JMJ. Yo dije que sí, que había recibido la gracia de conocer mi vocación. La Hna. Clare estaba en mi mesa y, después de la cena, me animó a seguir contando a las chicas mi experiencia, y animarlas también a pedir gracias grandes.

El día del encuentro con el Papa Benedicto XVI, teníamos que estar en Cuatro Vientos muy pronto por la mañana para asegurarnos que conseguíamos buenos sitios, bien cerca de la plataforma donde estaría luego el Papa. Mientras esperábamos la llegada  del Papa, estuvimos cantando, contando historias, etc... Hubo un rato en que pusieron música a través de los altavoces, pero era música de discoteca. Nos sorprendió mucho que en que un evento del Papa con miles de jóvenes pusieran ese tipo de música. De repente, la Hna. Clare se me acercó con otras chicas y la hermana me dijo: “Vamos a investigar si podemos pedir que quiten la música”. Se la veía muy animada. Era toda una “misión”, y al ver a la Hna. Clare tan convencida y tan valiente, me fui tras ellas. Encontramos a la persona encargada y le dijimos: “Mira, somos jóvenes y estamos aquí para ver el Papa, no para escuchar este tipo de música. Por favor, ¿puedes hacer algo?” Nos dijo que no podía hacer nada porque la música ya estaba en una playlist. Nos fuimos de allí un poco tristes, pero a mí me ayudó porque me entró una valentía y un como coraje de seguir luchando por la justicia, de no tener miedo a decir las cosas como son.

h megan padre peq

La Hna. Megan de candidata con el Padre Rafael

Al final del viaje, yo tenía claro que tenía vocación y después de escuchar lo que es la Residencia de Estudiantes del Hogar de la Madre, y el tipo de vida que las chicas llevaban allí, sentí que el Señor estaba pidiéndome ir a vivir allí con las candidatas y las chicas, en Jacksonville, Florida. Quería seguir conociendo el Hogar, y vivir esa vida, antes de pedir la entrada como Sierva del Hogar de la Madre.

El último día había mucho lío, y pensé que no iba a ser fácil hablar con el P. Rafael ni con la M. Ana. Estábamos ya comiendo y yo estaba con la Hna. Clare. Empecé a sentir mucha angustia por no haber hablado todavía con el Padre. Yo le dije a la Hna. Clare: “iHermana!” Ella me miró con cara de susto y preocupación. Continué: “iTengo que ir a vivir a la Resi!” Al momento se puso en pie y me dijo: “iVen!” Se fue a buscar al Padre. Me dejó asombrada, con la boca abierta. En ese momento, comprendí la urgencia que experimentaba la Hna. Clare por ayudar a las almas, ayudarlas responder al Señor. Me ayudó a comprender que responder a mi vocación no era una tontería.

Otro recuerdo es de julio del año 2012. Yo estaba trabajando con la Hna. Clare. Estábamos en Zurita, en la plaza de la Virgen, enfrente de la “casita”. Teníamos delante bolsas y más bolsas llenas de mantas viejas. Teníamos que sacarlas, sacudirlas y volverlas a doblar. La Hna. Clare empezó a estornudar sin parar, con los ojos llenos de lagrimas por la alergia que la dio. Era un trabajo muy desagradable. La pregunté: “¿Estás bien? ¿Debemos seguir?” Ella me dijo muy tranquilamente que estaba bien, sin darle mucha importancia a mis preguntas, y siguió trabajando. Recuerdo observarla, asombrada al ver su obediencia y su perseverancia.

Buscar

Newsletter mensual

Elegir idioma

  1. Valeria
  2. María Augusta
  3. Jazmina
  4. Mayra
  5. Catalina




«¿Qué más puedo hacer
por ti, Señor?»

instantanea valeria
 




«Sí, por la Virgen
hago lo que sea»

instantanea m augusta
 




«Yo sé que la Virgen
me quiere mucho»

instantaneas jazmina
 




«Dejé mis miedos y
me decidí por lo mejor»

instantanea mayra
 



«Voy a cambiar,
voy a dejar
esta vida que llevo»

instantanea catalina
 

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.