Menu
Viernes, 29 Diciembre 2017 16:31

Que yo pueda vivir como ella

María Hernández

María Hernández (EEUU):   Ella ha sido siempre una inspiración para mí.

María Hernández es de los EEUU y era muy pequeña cuando conoció a la Hna. Clare, pero el ejemplo de vida y de amor a Jesucristo de la hermana la marcó para siempre.

Yo conocí a la Hna. Clare durante el tiempo que ella estuvo en los EEUU, desde el año 2007 al 2010. Fue justo en esos años cuando mi familia conoció el Hogar de la Madre. Yo tenía cinco años. La Hna. Clare siempre era la responsable del grupo de niñas pequeñas, por eso estuve en todas las convivencias en su grupo, y en mi primer campamento también. Como era tan pequeña, tengo solo algunos recuerdos específicos de la hermana. Lo que más recuerdo es que era una hermana loca y alegre, que siempre jugaba con nosotras y siempre nos hacía reír. Pero también recuerdo que tenía un amor muy grande por Cristo, y esto me impresionó mucho.

Una cosa que siempre hacíamos, en cada retiro o campamento, era recoger palos, piñas y agujas de pino en un montoncito, para dar de comer a los osos que vivían en el bosque. La Hna. Clare siempre nos animaba hacer eso. Si luego encontrábamos que el montón estaba esparcido o descolocado, teníamos que ir corriendo a la Hna. Clare gritando: «Hna. Clare, Hna. Clare ¡Hay un oso, hay un oso!». Ella siempre venía corriendo con nosotras para ver el montón de la comida de oso. Tratábamos de imaginar cuánto de grande sería el oso para recoger más comida para él. Eso era algo tan importante para nosotras que un año elegimos como nombre de nuestro grupo «las piñas felices». La canción de nuestro grupo era repetir una y otra vez que éramos piñas felices y santas. Era tan pegadiza la canción que todavía la recuerdo… ¡y han pasado casi diez años!

El año antes de que la Hna. Clare hiciera sus votos perpetuos, con frecuencia me hablaba de ese acontecimiento. Ella siempre refería a los votos perpetuos como a su «boda». Hablaba de ello con tanto entusiasmo que era realmente contagioso. Yo me sentía muy orgullosa, porque ella me había dicho varias veces que tenía que ir a España para ser la niña que lleva las flores en la boda. ¡¡Yo tenía tantas ganas de ir!!

La energía que tenía la hermana y su capacidad de seguir el ritmo de todas las niñas era constante. Solo ahora he sabido que la hermana sufría de migrañas. Estoy realmente asombrada, porque el entusiasmo de la hermana cuando estaba con nosotras nunca disminuía, aun cuando estábamos constantemente exigiendo juegos y que ella hablase en su fuerte acento irlandés. Ella ha sido siempre una inspiración para mí. Constantemente la pido que rece por mí, para que yo pueda vivir como ella: con alegría y con un amor intenso y profundo por Jesucristo.

Buscar

Newsletter semanal

Elegir idioma

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: [email protected]

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.