Menu
Lunes, 22 Julio 2019 21:00

«Solo una pregunta. ¿El Señor lo quiere?»

 Carolina Aveiga

Carolina Aveiga (Ecuador):  A la Hna. Clare le dolía realmente cuando alguien no hacía la voluntad de Dios, porque amaba al Señor y también amaba a las almas.

La Hna. Clare amaba al Señor y amaba a las almas. Por eso le dolía enormemente cuando un alma no hacía la voluntad de Dios. Carolina Aveiga, joven del Hogar de la Madre de Ecuador, nos cuenta una situación de la que fue testigo y protagonista.

Una vez fuimos de visita al Carmelo porque una carmelita —que había sido del Hogar de la Madre de la Juventud— hacía sus votos perpetuos. La Hna. Clare y yo estábamos conversando. Yo estaba por graduarme del colegio y ella me preguntó si ya sabía lo que iba a estudiar. Yo le dije que sí y le conté mi plan: «Estudiaré Comunicación Social y tendré clases de actuación en tal sitio». Ella me miró sonriendo, pero, a la vez, como asustada, y me dijo: «¡Qué bien! Lo tienes súper claro. Solo una pregunta. ¿El Señor lo quiere?». Yo ya había visto que no era lo que el Señor quería y le respondí tan tranquila que no me importaba que el Señor no lo quisiera, que yo lo quería y que eso era lo único que me importaba.

No puedo describir con palabras la cara que puso la Hna. Clare. Solo puedo decir que, en ese momento, yo sentí la mirada de Jesús cuando Judas le traiciona. Al momento me arrepentí, pero la Hna. Clare se había ido después de yo decirle aquello. 

Cuando la volví a ver me dijo que esperaba que lo que yo había dicho fuera una broma, porque al Señor le había dolido mucho y yo sería una infeliz. Aquí se puede ver la unión que tenía la Hna. con el Señor. Le dolía realmente cuando alguien no hacía la voluntad de Dios, porque amaba al Señor y también amaba a las almas.

Buscar

Redes sociales

Newsletter semanal

Elegir idioma

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo