Menu

 Carolina con unas amigas

Carolina Aveiga:  Muchas veces, yo me hago la víctima y tengo que aprender de la Hna. Clare.

 Carolina Aveiga con un grupo de chicas

Carolina Aveiga:  De cara al exterior yo aparentaba estar muy bien, pero la Hna. Clare, que me conocía, se dio cuenta de todo. Hablamos un ratito y me dijo que lo siguiera intentando, por amor a Dios y a las almas.

 Hna. Beatriz

Hna. Beatriz Liaño, SHM:  Tengo todavía su imagen en mi memoria, recostada en el asiento con los ojos cerrados, mientras el taxi emprendía la marcha. Cuando la volví a ver, al cabo de las horas, en la cena de esa noche, estaba de nuevo sirviendo a las chicas y regalando bromas y alegría.

 Karolina Vera

Karolina Vera:  Con cada palabra, con cada gesto, con cada mirada, con cada corrección, con cada nota, con cada lágrima, con cada mensaje… y con muchas cosas más, me lo demostraba.

 Hna. Clare enseñando

Cristofer Bravo:  Siempre la llevo conmigo, en una estampita o en mi celular. Su sonrisa siempre me recuerda: «¡O todo o nada!».

carolina aveiga el cajas800 390

Carolina Aveiga: Me envolvió su alegría.

clare hernandez

Clare Hernández (EEUU): Este muro se hizo pedazos cuando tuve que irme de aquel país tan hermoso. Era como si la Hna. Clare estuviera allí en todas partes.

entendi hna rosa

Hna. Rosa López, SHM (Ecuador): Me dijo: «Ve niño por niño. Ten paciencia con ellos y ayúdales, porque no saben escribir».

hna rosa puyo

Hna. Rosa López, SHM (Ecuador): Pero, en ese momento, recibió la gracia de darse cuenta de lo que estaba haciendo, y la fuerza para corregirse, y se dijo: «Clare, viniste aquí a entregarte».

2hna clare fernando800

Fernando Guerrero (Ecuador): Ahora caigo en la cuenta y me sorprendo de ver cómo Dios puede obrar de manera tan extraordinaria en un alma.

Página 1 de 9

Buscar

Redes sociales

Newsletter semanal

Elegir idioma

Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo