Miércoles, 14 Junio 2017 15:52

De la biopsia resultó que no había cáncer

1cancer800

Cynthia Bassi Me decía Elia: «Un cáncer con metástasis —confirmado por estudios médicos— desapareció. Del estudio de la biopsia resultó que no había cáncer.

cynthia

Cynthia Bassi, Laica del Hogar de la Madre, nos escribe para contarnos esta gracia que recibió María Guadalupe, hija de su amiga Elia Chapela, de México. Elia lo atribuye a las oraciones que se rezaron por su hija, especialmente las oraciones de su amiga Cynthia a la Hna. Clare.

Querida familia en Cristo:

2cancer320Les comparto esto que me escribe Elia Chapela, madre de María Guadalupe, amigos míos de México, para la gloria de Dios y para dar testimonio de la ayuda de la Hna. Clare a esta familia.

Me decía Elia: «Un cáncer con metástasis —confirmado por estudios médicos— desapareció. Del estudio de la biopsia resultó que no había cáncer. Esto es una bendición, porque por todos lados decían los doctores que era cáncer». Un panorama aparentemente terrible, finalizó con una sola operación y una recuperación increíble. Además, lo más importante de todo esto fue el regreso de la hija a la gracia por los sacramentos. ¡¡Gloria a Dios!! Sin duda, ese fue el milagro más grande. Elia me decía que su hija hacía más de diez años que no se confesaba ni iba a Misa. No sólo desapareció la metástasis de un cáncer confirmado, sino que recuperó la verdadera Vida. ¡¡Gloria a Dios!!

Copio textualmente lo que Elia Chapela me escribió, y adjunto examen médico que confirma el cáncer y posterior testimonio de que no existía, además de una foto de María Guadalupe después de la operación:

Escribo esto para hacerles saber el tremendo episodio que hemos vivido con mi hija, una mamá de treinta y ocho años aparentemente muy sana, no le dolía nada. El 21 de diciembre de 2016, fuimos al ginecólogo las dos: ella, para un Papanicolaou; y yo, por problemas raros.

El doctor, que es muy profesional, la revisó. Hubo algo que no le gustó y le hizo un ultrasonido. Le pidió que fuera cuanto antes a hablar con la jefa de ultrasonidos y que no lo dejara. Ella hizo la cita al día siguiente. Yo, al saber que iba sola, la alcancé. La doctora dijo que, en efecto, había algo mal, y la mandaron al especialista, al urólogo. Él la tranquilizó, muy profesional, y no le dijo nada, pero le mandó a hacer estudios y una tomografía computarizada. Los resultados se los dieron el día 24 de diciembre. Llegó con ellos mi hija y nos los leyó, decía esto: «Esto me escribió el ginecólogo: “La biopsia es para confirmar, pues aunque la probabilidad de cáncer parece casi un hecho, la seguridad completa no se tiene. Además, la biopsia sirve para establecer el grado de malignidad, pues hay algunos tipos de cáncer que no son tan agresivos. No podemos aferrarnos a una gran esperanza, pero aún existe. Les mando un abrazo”».

Esa tarde, el doctor llegó muy contento, para dar buenas noticias. Dijo que el cáncer no había afectado a otros órganos, y que el miércoles la intervendría para quitar todo ese tumor y el riñón, para hacerlo pedacitos y poder examinarlo. Eso ya era una gran tranquilidad, y le dimos gracias a Dios y a Nuestra Madre. Días después, escribí al médico: «Doctor, a mi hija ya la dan el alta hoy. En todo hemos visto el derroche de la Misericordia del Señor. Ya desde el principio, por habernos llevado con usted. Que Dios lo bendiga». El tumor pesó 3 kilos 600 gramos. Mucho mas que los dos bebés que tuvo mi hija. Enorme.

De la biopsia resultó que no había cáncer. Esto es una bendición, porque por todos lados lo decían los doctores. Pero esto no fue gratis. Mi hija fue a la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe a confesarse. El Padre hizo una oración por su operación, y comulgó y oró a la Madre. Esto por un lado. Luego mi hermana en Cristo, Cynthia Bassi, pidió oraciones a mucha gente por varias partes del mundo, y pidió la intercesión de la Hna. Clare, que fue muy valiosa porque se notó el derroche de bendiciones para la salud de mi hija, que eso con nada se puede agradecer lo suficiente. Dios las puso en mi camino a cada una de las personas que, con su buena voluntad, me ayudaron.

Todo lo que te mandé, toma lo que quieras para compartirlo, y dime si me faltó algo, por favor. Las conversaciones son con el ginecólogo, que a diario me escribía preguntando por mi hija porque estaba muy preocupado. Fue a verla, y a diario llamaba al hospital para preguntar por su salud.

¡Unidos en Jesús y María!

Cynthia

Buscar

Redes sociales

Newsletter semanal

Elegir idioma

Últimos recuerdos publicados de las compañeras


Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes a través del formulario o enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.

Si quieres subir varias fotos, ponlas en un documento de word o júntalas en un archivo zip. Sólo se puede subir un archivo en este campo. También nos las puedes enviar por email: hermanaclare@hogardelamadre.org
Si tienes un vídeo de las hermanas o si quieres enviarnos tu testimonio grabado en vídeo, puedes subirlo aquí.

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com