Miércoles, 14 Junio 2017 18:14

Mi hija volvió y el nódulo de 9 mm desapareció

MCarmen

Mª del Carmen Chimeno Blanco, LHM, Valencia (España):  Experimenté que la Hna. Clare me decía: «Tranquila, lo necesita». Y me llenó de paz.

mcarmen165

Mª del Carmen Chimeno Blanco, Laica del Hogar de la Madre, de Valencia (España) nos escribe para comentarnos dos gracias que ella atribuye a la intercesión de la Hna. Clare.

Estoy segura de que la Hna. Clare intercedió para que mi hija volviera a casa, pues es a ella a quien se la encomendé tras pedirle al Señor y a María que la ayudasen, protegieran e intercedieran para que volviese. Al hacerlo, sentí mucha paz, a pesar de que estaba llorando a mares en ese momento. Experimenté que la Hna. Clare me decía: «Tranquila, lo necesita». Y me llenó de paz.

Unos tres meses después me llamó mi hija llorando para que fuera a buscarla, para que la rescatase. En vez de reprenderla, como sería mi lógica reacción, mi interior había cambiado: decidí amarla a lo Dios, recibiéndola con los brazos abiertos. Mientras me pedía perdón llorando, yo la abrazaba y la perdonaba sin reprenderla, como nos enseñó Jesús en la parábola del «hijo pródigo», para mí del «padre misericordioso». Gracias Hna. Clare, por tu intercesión. Ahora te pido la acerques de nuevo a Dios y sus planes en ella. Amén.

Pero aún tengo que contar otro favor de nuestra querida hermanita Clare. Hace unos meses, empecé a fatigarse más de lo normal al caminar o al subir escaleras. Como soy asmática, fui al neumólogo para ver si necesitaba algún inhalador más. Me pidieron una radiografía. Al volver para ver el resultado, la neumóloga —que estaba muy alarmada— me pidió un TAC del pulmón, que es una prueba más específica, porque lo que vio en la placa no le gustaba. Me la pidió urgente. En el TAC salieron dos nódulos pulmonares, uno en cada pulmón, uno de ellos de nueve milímetros y el otro de cuatro milímetros. El de nueve estaba situado pegando a la pleura, y se temieron lo peor. Me cambiaron a un inhalador más fuerte y novedoso, Foster NEXThaler 200/6, necesitando dos inhalaciones cada doce horas, y rescates si me ahogaba del mismo, y de Ventolín.

Me lo dijeron sin rodeos: «Tú ya sabes lo que esto puede ser. Repetiremos la prueba en tres meses y, si ha crecido, comenzaremos a ir a por ellos, cirugía, quimio y radioterapia... Ya sabes». Supongo que me hablaron así porque soy médico y no tenían que explicarme lo que era un tumor maligno....

Así que me puse en manos de Dios y bajo la protección de María, aceptando todo lo que Dios quisiera. Tan solo comenté esto a mi director y a dos o tres personas para que rezaran por mí, pues hasta que no se confirmase no quería preocupar a nadie. Y pedí ayuda a la Hna. Clare para que intercediera por mi curación. Yo estaba entonces pidiéndole por la curación de una amiga, miembro del Hogar, con cáncer y ya en tratamiento, de otra localización. Ahora pediría por las dos, entre otras peticiones... La llevo frita a la hermana a peticiones…

Pues bien, unos días antes de la prueba me encontraba muy bien. No me fatigaba y mis pulmones parecían expandirse con normalidad. Cuando fui a por los resultados, el nódulo de nueve milímetros, el que pegado a la pleura no me dejaba respirar y pensaban que podría ser maligno, había desaparecido, ni siquiera lo nombran en el informe. Queda el de cuatro milímetros, pero ese no compromete nada y piensan que, al no crecer, no es maligno. Así que me han dado el alta, aunque quieren revisarme en seis meses. Y además ya no estoy necesitando el inhalador, y eso que estamos en primavera, época en que los asmáticos lo pasamos peor.

Doy gracias a Dios por todo ello, a María y a la Hna. Clare por su intercesión.

Buscar

Redes sociales

Newsletter semanal

Elegir idioma

Últimos recuerdos publicados de las compañeras


Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes a través del formulario o enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.

Si quieres subir varias fotos, ponlas en un documento de word o júntalas en un archivo zip. Sólo se puede subir un archivo en este campo. También nos las puedes enviar por email: hermanaclare@hogardelamadre.org
Si tienes un vídeo de las hermanas o si quieres enviarnos tu testimonio grabado en vídeo, puedes subirlo aquí.

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com