Viernes, 10 Noviembre 2017 17:05

«Era la amiga de todos»

hnasusan3 800

Hna. Susan Joost, SHM (Jacksonville, EEUU): Ella me dijo: «Si tú cuidas de las cosas de Dios, Él cuidará de tus cosas». Ella estaba convencida de ello, y así lo vivía.

Tercera y última parte de los recuerdos de la Hna. Susan Joost sobre la Hna. Clare. En este artículo, la Hna. Susan hace un recuento de todas las cosas que le impresionaban de la Hna. Clare y de su forma de vivir la vida religiosa.

hnasusan320Durante el curso 2009-2010 tuve mucho más trato con ella. Desde septiembre de 2009, hasta mayo de 2010, la veía casi a diario. Yo tenía diecinueve años y estaba trabajando en el colegio de la Asunción.

La Hna. Clare era para mí un ejemplo de alguien que ha puesto todos sus dones al completo servicio de Dios: ella cantaba, actuaba, imitaba… Y tenía gracia, era creativa, arrastraba a los demás. Además, incluso si no sabía hacer algo, estaba dispuesta a lanzarse e intentarlo.

La Hna. Clare era la amiga de todos. Ella quería a todo el mundo, y todo el mundo la quería a ella. Se llevaba bien con todos. Me encantaba cómo trataba a los niños. Siempre les escuchaba, era la amiga de todos los niños y así les llamaba ella a ellos: «Mis amigos». Los niños siempre estaban felices de verla y compartir sus alegrías con ella. Ella les enseñaba a rezar, a cantar canciones al Señor y a Nuestra Madre.

La Hna. Clare siempre estaba animada. Vivía y trabajaba con esperanza, aunque sufría al descubrir la incoherencia de los cristianos a su alrededor, y también sufría al ver cómo niños del colegio sufrían por los pecados de sus padres.

La Hna. Clare amaba la pureza y la entrega total. A las chicas siempre nos animaba a ser mujeres de verdad. Nos corregía fuertemente si nos veía hablando o actuando de manera superficial, sea con nuestros gestos, con nuestra manera de vestir… Siempre te hablaba de Dios y te animaba a la santidad. Pero, a la vez, era capaz de hacer cualquier tontería solo para hacerte reír. Con su sentido del humor sabía quitarle importancia a las cosas pequeñas, pero nunca de una forma superficial o insensible. Buscaba la manera de hacer reír a todos. ¡Era genial!

Con respecto a su relación con las hermanas, me llamó la atención particularmente que siempre les estaba haciendo reír, siempre alegrando a las demás. También me llamó la atención cómo obedecía y amaba su vocación religiosa. Como iba a hacer sus votos perpetuos en septiembre de 2010, a lo largo de ese curso, el tema salía repetidamente en la conversación. La Hna. Clare siempre expresaba su ilusión, junto con la responsabilidad que sentía delante de Dios por responder a su llamada.

En esa epoca yo tenía inquietud vocacional. En una peregrinacion andando al Santuario de Nuestra Señora de la Leche, en San Agustín (Florida, EEUU), estaba hablando con la Hna. Clare sobre los miedos o «impedimentos» que yo tenía para seguir la vocación. Ella me dijo: «Si tú cuidas de las cosas de Dios, Él cuidará de tus cosas». Ella estaba convencida de ello, y así lo vivía.

Buscar

Redes sociales

Newsletter semanal

Elegir idioma

Últimos recuerdos publicados de las compañeras


Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes a través del formulario o enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.

Si quieres subir varias fotos, ponlas en un documento de word o júntalas en un archivo zip. Sólo se puede subir un archivo en este campo. También nos las puedes enviar por email: hermanaclare@hogardelamadre.org
Si tienes un vídeo de las hermanas o si quieres enviarnos tu testimonio grabado en vídeo, puedes subirlo aquí.

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com