Viernes, 10 Marzo 2017 21:00

¿La Virgen viene a recogernos?

Hermana Clare con la Virgen

Hna. Michelle Klobe (EEUU):  La mañana después del terremoto, yo me dirigí a ella, preguntándola si era verdad que la Virgen viene para recogernos. Sentí que me dijo: “Sí, hermana, es verdad.”

h michelle klobe 165 165

La Hna. Michelle Klobe es de EEUU. Nos cuenta sus recuerdos sobre la Ha. Clare, en la que destaca su esfuerzo constante por darle siempre más al Señor. Preciosa la última anécdota, al día siguiente de la muerte de la Hna. Clare.

En la primavera de 2009 yo estaba terminando mis estudios en Steubenville (OH, EEUU). Un grupo de hermanas y candidatas vinieron desde Florida para visitarme. Me acuerdo que la Hna. Clare dirigió una reunión con algunas chicas de mi universidad sobre la tibieza. Decía que le parecía increíble que, en una universidad católica, los estudiantes prefirieran ir de compras, o ver un programa en la tele, antes que ir a Misa. No le entraba en la cabeza que, teniendo al Señor al lado, en la capilla de la universidad, no se aprovechara para ir a verle. No entendía la tibieza ni la mediocridad.

Cuando yo era novicia, durante el año 2011, la Hna. Clare pasó unas meses en nuestra casa madre y noviciado. Siempre estaba con las novicias, y nosotras estábamos encantadas de ello, no solo porque era graciosísima, sino también por lo espiritual que era.  En una reunión de comunidad, el Padre estaba hablando de dar “un poquito más”. Algunas hermanas pusieron ejemplos de cómo se podía hacer eso, cómo se podía dar un poquito más. La Hna. Clare propuso como ejemplo cuando, después de comer, y todo el mundo ayuda a recoger llevando algo de la mesa a la cocina, en vez de llevar algo a la cocina y ya está, volver al comedor y terminar de recoger. Decía con gracia que “siempre queda algo”. Bueno, nosotras ya sabíamos lo que íbamos a encontrar de regreso al comedor: la encontrábamos a ella allí, terminando de recoger y haciendo bromas.

En otra reunión, el Padre nos dijo que sacáramos alguna aplicación espiritual de lo que habíamos estado haciendo ese día. Habíamos estado excavando para construir la ampliación del noviciado.  La Hna. Clare dijo que la frase que se oía repetir una y otra vez durante todo ese día era: “¡Profundiza! ¡Profundiza!” Y que se había dado cuenta de cómo siempre hay que estar siempre profundizando en las cosas para verlas en Dios y no quedarse en lo superficial. Insistió en que siempre hay que profundizar en la vida espiritual, no contentarse con lo mínimo.  

hna. Clare 2009

En un momento dado, yo estaba pasando una época en la que estaba dándole vueltas sobre un tema en particular. Un día, estábamos hablando un grupito de hermanas en la entrada, fuera de la capilla. La Hna. Clare estaba diciendo algo y, de pronto, sin que tuviera que ver con lo que estaba hablando, dijo algo que era justo la respuesta que yo necesitaba oír. Cuando se dio cuenta, dijo algo así como: “No sé por qué he dicho esto”. Yo pensé: “Porque el Señor ha querido usarte para hablarme a mí”.

Quería mucho a la Virgen. Un día me dijo que en el libro de la Sabiduría, capítulos 7 y 8, todo habla de la Virgen, porque como dice allí: “Al que la ama, la ve en todo”.

En el día de su cumpleaños, el 14 de noviembre de 2015, estuvimos hablando en un video chat con todas las comunidades de hermanas. La Madre Ana, nuestra superiora general, la invitó a hablar, preguntándola sobre la alegría, y cómo ella la transmitía. La Hna. Clare respondió diciendo que aunque estaba alegre, y procuraba siempre llevar la alegría a los demás, sentía que el Señor le pedía más. 

La mañana después del terremoto, yo me dirigí a ella, preguntándola si era verdad que la Virgen viene para recogernos. Sentí que me dijo: “Sí, hermana, es verdad.”

Buscar

Redes sociales

Newsletter semanal

Elegir idioma

Últimos recuerdos publicados de las compañeras


Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes a través del formulario o enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.

Si quieres subir varias fotos, ponlas en un documento de word o júntalas en un archivo zip. Sólo se puede subir un archivo en este campo. También nos las puedes enviar por email: hermanaclare@hogardelamadre.org
Si tienes un vídeo de las hermanas o si quieres enviarnos tu testimonio grabado en vídeo, puedes subirlo aquí.

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com