Viernes, 24 Marzo 2017 21:00

Se acercaba a la confesión con pureza y humildad

hna. Clare delante del Santísimo en el Condor

P. Francesco Rizzi:  Lo que yo guardo en el corazón es su amor a Jesús y su deseo de una perfección más grande, pero no como un esfuerzo suyo sino como amor. Ella deseaba amar a Jesús más y más.

P Francesco Rizzi

El P. Francesco Rizzi es un sacerdote italiano que pertenece a Comunión y Liberación. Conocía bien a la Hna. Clare porque la confesaba con frecuencia, ya que fue párroco de la Iglesia del Espíritu Santo, en Portoviejo (Ecuador), durante dieciocho años. Le entrevistamos el 24 de enero de 2017, a punto de despedirse de esta parroquia para emprender una nueva misión. El P. Francesco nos explica las disposiciones con las que veía acercase a la Hna. Clare al sacramento de la confesión. Nos confiesa que la invoca en sus oraciones, porque está convencido que la amistad entre dos cristianos no termina con la muerte.

Tuve el gran privilegio de ser amigo de las Siervas del Hogar de la Madre y, de modo especial, de la Hna. Clare, que a veces me llamaba o llegaba simplemente porque deseaba confesarse. Los encuentros con la Hna. Clare, siempre han sido muy lindos para mí, muy edificantes, porque su manera de acercarse al sacramento de la confesión era de una pureza extraordinaria, y de una gran humildad. También muy simpática porque, a veces, su modo de hablar, de contarme las cosas, me hacía también sonreír.

hna. Clare rezando

Lo que yo guardo en el corazón, como recuerdo de la Hna. Clare, es su amor a Jesús y su deseo de una perfección más grande, pero no como un esfuerzo suyo sino como amor. Ella deseaba amar a Jesús más y más. Y de hecho, a veces, cuando se confesaba -eso sí puedo decirlo- me preguntaba: “Y esto… ¿Qué le parece? ¿Será pecado?” Porque deseaba que la presencia de Cristo la transformara por completo, y que no hubiese en ella ninguna sombra, ninguna barrera para la acción que el Señor pudiese realizar en ella.

Otras características, que eran muy evidente para todos los que la conocieron, era su simpatía, su alegría, su capacidad de reír. Y eso seguramente también son signos de la fe. Porque la alegría que ella manifestaba, era el fruto de una certeza: de que amaba al Señor y de que era amada por el Señor.

P Francesco Rizzi

Cuando supe de su muerte me conmoví muchísimo. También por las otras muchachas que murieron con ella. Ellas también venían aquí a la parroquia. Eran muy reservadas pero, al mismo tiempo, abiertas, porque compartían lo esencial: compartían la fe y el amor al Señor. Algunas de ellas recuerdo muy bien también que se acercaban a confesarse, y buscaban un encuentro con el Señor cada vez más profundo.

Una cosa más. Yo la invoco en mis oraciones. Y la invoco porque pienso que la amistad, la amistad entre los santos, o sea, la amistad entre todos los cristianos, no se interrumpe (con la muerte), sino que se vuelve todavía más intensa, y también más intensa es la eficacia. Por ese motivo yo, con confianza, la invoco, la pido, le pido que me proteja. También recuerdo sus preguntas, y me identifico con ellas. Por eso sé que existe - existía y todavía existe- una cierta sintonía, y esto me da la confianza para poderla invocar, para poderla pedir su intercesión en mi vida, en mi vida personal como sacerdote.

Buscar

Redes sociales

Newsletter semanal

Elegir idioma

Últimos recuerdos publicados de las compañeras


Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes a través del formulario o enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.

Si quieres subir varias fotos, ponlas en un documento de word o júntalas en un archivo zip. Sólo se puede subir un archivo en este campo. También nos las puedes enviar por email: hermanaclare@hogardelamadre.org
Si tienes un vídeo de las hermanas o si quieres enviarnos tu testimonio grabado en vídeo, puedes subirlo aquí.

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com