Recuerdos sobre la Hna. Clare

Foto del grupo de la peregrinación a Irlanda

Hna. Bailey Sympson, SHM (EEUU):  Recuerdo especialmente una noche que nos reunió a todas fuera y nos habló muy fuertemente pidiendo que cambiáramos de actitud y nos pusiéramos a servir a las demás.

La hna. Clare enseñando

Stacy Larmoyeux (Jacksonville, EEUU): Lo que más me gustaba de la Hna. Clare eran su sonrisa y su capacidad de hacer felices a todos los que la rodeaban.

hnasusan3 800

Hna. Susan Joost, SHM (Jacksonville, EEUU): Ella me dijo: «Si tú cuidas de las cosas de Dios, Él cuidará de tus cosas». Ella estaba convencida de ello, y así lo vivía.

hnasusan2800

Hna. Susan Joost, SHM (Jacksonville, EEUU):  No quería que nos perdiésemos y nos hundiéramos en el egoísmo por no dar el salto a la generosidad.

hnasusan800

Hna. Susan Joost, SHM (Jacksonville, EEUU):  Habló con mucho fuego, sin respetos humanos, buscando la salvación de las almas de los jóvenes.

maureenkall

Maureen Kall (Jacksonville, EEUU):  Yo era profesora de los niños de la guardería, y la Hna. Clare venía todas las semanas a enseñarles. Recuerdo cuando mi hija mayor fue aceptada al departamento de teatro de la Universidad de Nueva York.

angel800

Maureen Lawrence (Florida, EEUU): Yo siempre cuento como Charlie la llamaba «mi ángel».

Hna. Clare con un niño en Ecuador

Tamara Ximena Tacuri Morales (Guayaquil, Ecuador): Me gustaba mucho conversar con ella porque, cuando lo hacía, veía en su mirada un gran interés por todo cuanto le conversaba. 

Maria Vergara con su familia

María Vergara (Chone, Ecuador): Cada una de ellas se donaba totalmente a los demás porque tenían mucho para dar.

La comunidad de Valencia

Hna. Isabel Cuesta, SHM (España): Su respuesta clásica era: «¡Pues claro! ¡Por supuesto!».

Hna. Isabel con la Hna. Clare

Hna. Isabel Cuesta, SHM (España): Los niños encontraban cualquier cosa que les dijera la hermana la cosa más natural del mundo.

Hna. Isabel andando con la Hna. Clare

Hna. Isabel Cuesta, SHM (España): La recuerdo siempre así: auténtica, como una niña.

gema belmonte

Gema Belmonte: También recuerdo lo mucho que nos hablaba de la Virgen y de lo que Nuestra Madre nos quería.

wendynelms

Wendy Nelms, (Florida, EEUU): En medio de la tristeza sentí, ella siempre estaba allí para decirme que «la alegría del Señor sería mi fortaleza».

Hna. Grace

Hna. Grace Silao, SHM:  Voy a intentar a comunicaros, desde mi perspectiva y con mis pobres palabras, lo que yo tuve el privilegio de ver y oír en la hermosa vida de nuestra Hna. Clare durante ese primer encuentro de Semana Santa al que ella asistió en el año 2000.

Kelly Nance

Kelly Nance, Jacksonville (Florida, EEUU):  Me acuerdo cuando llegaste a la Parroquia de la Asunción. ¡Qué maravilloso era verte con las niñas!

elevaba todo 800 390

Hna. Annermarie Naiman, SHM: Y cuando cantaba, incluso sin mirarla, sabías que elevaba todo su ser al Señor, como si se perdiera en Dios.

Su muerte cambio1

Ruth Briones, Ecuador:  Siempre nos decía: “Para Dios lo debemos dar todo, nada a medias”.

La hna. Sasha de candidata y la hna. Clare

Hna. Sasha Smith, SHM:  La Hna. Clare fue mi guía espiritual desde los diecisiete años hasta que entré en las Siervas del Hogar de la Madre. Esto significa que tuve la gracia de poder hablar con la Hna. Clare muchas veces en un nivel más personal. 

hna. Clare delante del Santísimo en el Condor

P. Francesco Rizzi:  Lo que yo guardo en el corazón es su amor a Jesús y su deseo de una perfección más grande, pero no como un esfuerzo suyo sino como amor. Ella deseaba amar a Jesús más y más.

Hermana Clare con la Virgen

Hna. Michelle Klobe (EEUU):  La mañana después del terremoto, yo me dirigí a ella, preguntándola si era verdad que la Virgen viene para recogernos. Sentí que me dijo: “Sí, hermana, es verdad.”

h clare azul nametag 800 390

Giulia Sciutto, EEUU:  En aquel entonces, mi corazón estaba endurecido, pero puedo decir honestamente que ella tocó mi corazón.

h clare barriendo barro 800 390

Hna. Mary Donovan (EEUU):  Observar su aspecto me hizo reflexionar mucho sobre mi propia entrega a Dios, y si realmente estaba haciendo todo lo que podía para llevar las almas a Dios.

h clare arriba jax

Hna. Mary Donovan, EEUU:  Recuerdo una reunión que dirigió ella titulada: “Almas retrasadas”.  Fue una reunión muy divertida.

Página 1 de 3

Buscar

Redes sociales

Newsletter semanal

Elegir idioma

Últimos recuerdos publicados de las compañeras


Escríbenos

Si tienes algún recuerdo o has recibido algún favor de la hna. Clare o de alguna de las 5 candidatas fallecidas en el terremoto de Ecuador, así como fotos o vídeos, te rogamos que nos lo mandes a través del formulario o enviando un e-mail a: hermanaclare@hogardelamadre.org

Por favor, no olvides indicar de dónde eres, sobre quién es la historia que nos cuentas y cómo la conociste.

Si quieres subir varias fotos, ponlas en un documento de word o júntalas en un archivo zip. Sólo se puede subir un archivo en este campo. También nos las puedes enviar por email: hermanaclare@hogardelamadre.org
Si tienes un vídeo de las hermanas o si quieres enviarnos tu testimonio grabado en vídeo, puedes subirlo aquí.

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com